Soy fuerte, soy débil

Nos creemos demasiado buenos y bien nos ha enseñado Dios, que debemos permanecer firmes en la fe, ser valientes y fuertes, haciendo todo con amor; pero también, que nos cuidemos de no caer, porque nuestro enemigo nos acecha, buscando que bajemos la guardia, para aprovecharse de nuestras debilidades.

Read More