Cómo no caer

Podemos titubear y tropezar, pero cuando el Señor es nuestro baluarte, no caemos, porque Él es quien nos sostiene. Si sucediera, ten la plena seguridad de que Él infunde nuevas fuerzas en nuestro ser, para que nos levantemos como los guerreros valientes que somos, dispuestos a superar cada dificultad.

Read More