Alabanza poderosa y efectiva

No existe cristianismo sin alabanza. Guardar el equilibrio, entre el estudio de la palabra, alabar al Señor e interactuar con nuestros hermanos en la fe al congregarnos, es lo que hace de nosotros, embajadores, no de una religión, sino de un estilo de vida, donde tenemos una relación íntima y personal con nuestro creador.

Read More