¿Qué estás esperando?

No nos hemos portado bien y pretendemos que el Señor derrame bendiciones todo el tiempo sobre nosotros, aún cuando hemos sido desobedientes y no nos esforzamos por desarrollar hábitos espirituales sanos que nos beneficien únicamente a nosotros.

Read More