El orgulloso y el perverso

Existen dos tipos de personas que particularmente ofenden al Señor, el arrogante y el perverso. Espero que tú no hagas parte de ninguna de éstas dos categorías, y si es así, puedes pedir perdón a Dios por tu comportamiento y decidir cambiar tu manera de actuar en pro de alabarlo, bendecirlo y adorarlo de tal manera que, alcances el punto máximo de satisfacción personal que siempre has esperado obtener.

Read More