Libertad garantizada

Son muchos los pecados cometidos; por nuestra naturaleza pecaminosa nos inclinamos a la maldad y lo único que puede apartarnos de ella, es el espíritu de Dios que habita en nosotros. Llevar una vida en santidad y en obediencia, nos garantiza la libertad.

Read More