Deleite Celestial

Deleitarse en cumplir los estatutos del Señor es la llave que más bendición trae al hombre, ‘la obediencia’. Nadar en contra de la corriente no tiene sentido; fuimos puestos en ésta tierra, para disfrutar al máximo las maravillas del Señor, pero nuestra rebeldía y necedad son el principal impedimento, para que avancemos en nuestro crecimiento espiritual y por ende en nuestra relación con Dios.

Read More