Obediencia, justicia y reparación

La premisa es sencilla, en la obediencia hay bendición. Podemos elegir agradar al mundo gobernado por satanás o agradar a Dios de pensamiento, palabra, acción u omisión, en virtud de su amor incondicional y protección desmedida.

Read More