No duerme quien nos cuida

Dios no duerme, no tiene vacaciones, está comprometido y se siente responsable por nuestro bienestar y cuidado. A veces guarda silencio, pero eso no significa que no esté a nuestro lado o que no vea nuestro sufrimiento. Su amor es incondicional y perdonador, así que, aunque fallamos constantemente, está dispuesto a hacer TODO para suplir nuestras necesidades físicas y espirituales.

Read More