Alabanza sincera de una vida imperfecta pero feliz

Hoy es la oportunidad de elevar al cielo, una alabanza sincera que confirme al mundo entero, que Dios abre puertas que nadie puede cerrar. No me canso de trabajar para Él porque es la manera que tengo de retribuirle en algo, todo lo que Él hace por mí y por mi familia. Sanó mis heridas, me restauró, restituyó cada cosa que me fue arrebatada en momentos de crisis. Como no alzar mi voz, para dar a conocer su obra maravillosa, sobre todo a aquellos que han perdido la esperanza de una vida nueva, diferente a la que han vivido al estar separados de Él.

Read More