El dinero como fuente de mal

De la honestidad provienen las grandes riquezas. Dios nos da a cada uno, de acuerdo a su soberanía y en una medida que sepamos manejar. Está demostrado que el dinero corrompe el corazón del hombre y que entre más bienes y posición social tiene, más susceptible es al egoísmo, la mentira y la ambición.

Read More