Mi humilde ego

La palabra ‘egoísmo’ procede del latín ego (‘yo’) y el sufijo -ismo e indica amor excesivo a uno mismo. Una persona egoísta, suele ser codiciosa o ambiciosa y frecuentemente busca ser el centro de atención. Se caracteriza por la falta de preocupación hacia los demás y posee una marcada tendencia a ocuparse en sus propios intereses sin importar si estos afectan a quienes están a su alrededor. Su opinión es la que cuenta, suele pisotear los sentimientos e intereses de quien esté a su alcance; es soberbio, necio y falto de conocimiento.

Read More