Verdades y realidades

Existen realidades que nadie puede cambiar; La obediencia y fidelidad hacia las cosas de Dios, es escudo protector para cada uno de sus hijos. Aunque sus enemigos se propongan destruirlos, aunque se encuentren con trampas que quieran desestabilizarlos y esclavizarlos a una vida sin fruto, aunque los maldigan sin motivo; la gracia del Señor los cubre desde su cabeza hasta sus pies y nada logrará alcanzarlos y dañarlos.

Read More