Día: 3 mayo, 2018

Esclavizados por la maldad

Un corazón que se inclina ante la maldad, no puede vivir en paz, porque el Espíritu Santo de Dios se encarga de recordarle que ha hecho mal cada día de su existencia. Su conciencia no le permitirá alcanzar sus metas de manera digna y será el Señor mismo, quien obre justicia, defendiendo a sus hijos amados.

Read More