Los muertos no hablan

Podemos creernos sabios en nuestro propio intelecto, buenas personas, ejemplo de perfección y bondad, santos ante Dios y los hombres y a lo mejor, demostrarlo a través de acciones y obras que lo honren; y eso no nos hace estar en un nivel superior a los que consideramos en nuestro criterio, malos y perversos; unos y otros tendremos el mismo final…la muerte.

Read More