Libramos mil batallas cada día y por nuestra falta de disciplina espiritual, caminamos sin protección en medio de un mundo caído,  donde la maldad, la injusticia y la falta de perdón nos asedian y sin piedad buscan devorarnos y vernos destruidos.

Las claves para alcanzar la victoria en cualquier situación en la que nos encontremos, son dadas por el Señor a través de ésta historia; al cumplirlas, no existirá nada en éste mundo que pueda desanimarte y hacerte retroceder en la conquista de tus sueños.