Autor: Lilodesierra

Batalla interior entre el bien y el mal

Qué tan fácil es ceder a las tentaciones de la carne. El hombre persigue lo placentero y temporal, pero como creyentes debemos glorificar a Dios a donde quiera que vayamos y con quien quiera que estemos. El pecado en nosotros destila gotas de ateísmo. Aquellos que no quieren conocer a Dios como legislador, tendrán que conocerlo como juez. Tendremos que responder no solo por nuestra enemistad con la verdad, sino también por nuestra cobardía al no defenderla. Los que son fieles a sus enseñanzas son fuertes y no se amedrentan ante la oposición, son valientes para hacer el bien y batallan contra el mal en este mundo, haciendo siempre lo correcto.

Lee mas

Argumentos sólidos ante la ignorancia

Hemos emprendido una carrera por esta vida que aunque es temporal, no debemos vivirla con afán. Actuar con rectitud debe ser nuestra carta de presentación y cuando erramos, es necesario reconocer delante de Dios nuestras fallas, rectificar y avanzar hasta la meta que nos ha sido trazada por el Señor.

Lee mas

Con Él todo es ganancia

Nada pasa en vano y todo tiene un origen. Si hacemos lo correcto y somos obedientes, el Señor nos bendice. Si por el contrario, hacemos lo que le ofende a Dios y no mostramos un arrepentimiento genuino, sufriremos las inminentes consecuencias de nuestras malas decisiones.

Lee mas

El acechador también tiene cara de mujer

Guardo en mi mente un macabro recuerdo. Había experimentado el desprecio, el rechazo y un silencio que eternizaba cada día de mi vida. Su indiferencia y su premeditado abandono tenía nombre; sin embargo, él se rehusaba a decirme lo que toda mujer que descubre que es engañada quiere saber; quién, cómo, dónde, cuándo y lo más importante por qué, el amor parecía desvanecerse y la condena a la muerte súbita era cada vez más latente en el ambiente familiar.

Lee mas

Siempre alerta

Ante lo inevitable debemos estar alerta. A la opresión, la maldad, la destrucción, la enfermedad y a las heridas físicas y emocionales, no las podemos eludir para siempre y cuando llegan, llegan con la firme intención de derribarnos y hasta matarnos, pero es nuestra confianza en Dios la que nos hace tener la esperanza de la victoria.

Lee mas

Enlaces recomendados

Alterno Digital

Alterno Digital

One World 1010
Nexus Stereo

Yes HE is

Videos Recientes

Cargando...