Autor: Lilodesierra

Eludiendo a la muerte

Al demostrar rebeldía ante los mandatos de Dios, somos artífices de nuestra propia caída. Desafiamos a Dios y perdemos de vista que al tratar de justificar las malas acciones, cavamos con lentitud una tumba cuya lápida tiene escrito con letra cursiva nuestro nombre.

Lee mas

¿Amor garantizado?

Con el pasar de los años he podido descubrir que el amor es un arte que no se aprende de la noche a la mañana, que demanda un mayor esfuerzo que odiar o despreciar, que es un privilegio que no todos podemos llegar a sentir y es la decisión más grande que podemos tomar, más aún, cuando somos tan o más imperfectos que aquella persona que creemos dueña de nuestros sentimientos y nuestra voluntad.

Lee mas

Juicio divino

Obedecer a Dios requiere que nos pongamos la armadura completa que como guerreras debemos vestir, antes de salir al campo de batalla. Somos tentadas por el mundo a dar rienda suelta a nuestra voluntad, ignorando sus advertencias y designios.

Lee mas

Dar para recibir

Baruc era el secretario de Jeremías, tenía bajo su responsabilidad escribir sus profecías y en alguna ocasión se le encomendó leer una de ellas al pueblo, razón por la cual el rey lo amenazó. Dios lo protegió y le permitió conservar su vida gracias a su servicio.

Lee mas

Enlaces recomendados