Autor: Raquel Roa Rubio

Lavando los pies de Judas

“Yo ayudo a mis vecinos”, “Siempre que un indigente se me acerca le doy dinero”, “cuando un colega se aproxima hacia mí por un apuro le tiendo la mano”, etc. Estas oraciones son muy frecuentes tanto en el hablar de los que nos rodean como en el nuestro. En nuestra sociedad buscamos tener la imagen de la bondad y caridad en el rostro aparentando ser realmente buenos. Pero ¿Qué hay de nuestro trato con aquellos que no nos caen tan bien? ¿O con aquellos que en los momentos de angustia nos dan la espalda y, por si fuera poco, hasta levantan en nuestra contra su mano? Es muy simple amar al que me ayuda (Lucas 6:32), me escucha, me respalda; mas cuando el personaje no es tan afable eso de “amar” se convierte en imposible para nosotros.

Read More

Fe muerta

¡Llegó el domingo! Nos levantamos corriendo, preparamos el desayuno y asistimos a la iglesia. Llegamos algo agotados, preparamos el almuerzo, reposamos un poco y (dependiendo del cronograma de la iglesia) volvemos a la iglesia al culto de la noche. Aunado sigue el lunes y los demás días con los agites del trabajo, quehaceres del hogar, actividades ya programadas por la iglesia, estudios y otros afanes que surgen a lo largo de la semana. Normalmente, este suele ser el cronograma de una típica semana en la vida de un cristiano promedio.

Read More

¿Tengo otra familia?

En Venezuela hay dichos populares como: familia es familia; el que le pega a la familia se arruina, o, la familia es primero. Son muy usados, sobre todo, cuando sentimos que un integrante de la familia puede herir a alguno de la misma. Tratamos en todas las maneras posibles de resguardar a aquellos que consideramos que pertenecen a nuestro núcleo o círculo de confianza. Nos parece que los lazos sanguíneos terrenales son uno de los más fuertes que existen aunque en las escrituras encontramos otro.

Read More

Cuando la vida se acaba

*Rut era una joven de 28 años de edad. Era madre de tres hermosos niños, una esposa ejemplar, una hija que velaba y ayudaba a sus padres; toda una mujer trabajadora. Llevaba la palabra de Dios a jóvenes quienes vivían a horas del lugar donde residía y nunca se le escuchaba quejarse como a otros. Una tarde, mientras iba a casa de una anciana pareja para prepararles la cena un vehículo embistió su cuerpo dejándola sin vida en el acto.

Read More

Paz en medio de la tormenta

Las crisis forman parte cotidiana de todo ser humano. No hay ser sobre la faz de la tierra que pueda, con total honestidad, afirmar que nunca ha tenido un problema o una dificultad en su vida. Vivimos en un mundo en el cual la perfección no es una característica de los seres humanos y, por lo tanto, sin importar cuantas veces tratemos de que todo lo que hagamos o nos acontezca sea perfecto o bueno, en algún punto todo puedo salir mal.

Read More
  • 1
  • 2