Nunca es demasiado tarde

¿Cuántas veces hemos escuchado a nuestro alrededor decir: lo siento, ya es demasiado tarde? ¿Cuantas veces nos hemos topado con personas que piensan que han cometido tantos errores que ya no queda nada que hacer; sumidos en una mala perspectiva de sí mismos se lanzan al olvido y a lo que (según ellos) la vida les depare? Si bien todos tenemos problemas, no siempre somos capaces de afrontarlos de la mejor manera. Aún más difícil pareciera ser cuando ya somos creyentes o tenemos conocimiento de la Palabra de Dios.

Read More