“Fortaleciendo a los discípulos y animándolos a perseverar en la fe. «Es necesario pasar por muchas dificultades para entrar en el reino de Dios», les decían”
(Hechos 14:22 NVI)

Pasamos por situaciones difíciles tanto en lo personal como en lo espiritual. Algo de nosotros se quebranta al ver resultados inesperados, sé que por nuestras fuerzas no podemos hacer nada, pero hay una fuerza más poderosa y sublime que viene de parte de Dios y aunque todo empieza a desmoronarse en nuestro interior, es porque algo también se está construyendo con un propósito específico  para el Señor.

Si el panorama no  pinta bien, tu actitud es la clave para salir de lo nubado y empezar a crear colores de alegría. Todo pasa por algo y es ahí donde se empieza a moldear ese carácter seméjante a cristo.

Soy de las personas que quiero  respuestas rápido, pero entiendo que aunque Dios no actúe de forma inmediata su respuesta llega de manera oportuna ; créeme, Dios siempre nos sorprende y nos dará de más porque somos sus hijos y nos ama.

Simplemente quiero que tomes hoy la decisión  de asumir una actitud de vencedor y ganadore;  sigue el ejemplo de los apóstoles y dile a Jesús,dame fe para confiar en ti, quiero saborear tu fidelidad y ser la protagonista de tu propósito, de tu llamado y de tus sueños. Jesús, aunque todo este enlodado a mi alrededor, quiero que despiertes esa Fe que está dormida en mí, y no solo quiero que se muevan montañas sino que se mueva todo de mi ser. Te pido que aunque pasen desiertos, terremotos otempestades, sea esa Fe la que me dé la firmeza para mantenerne más pegadito(a) a ti.

“Si ustedes tuvieran una fe tan pequeña como un grano de mostaza —les respondió el Señor—, podrían decirle a este árbol: “Desarráigate y plántate en el mar”, y les obedecería.”
(Lucas17:6 NVI)

Escrito por Sofía Ávila para www.conectadosconcristo.com