TEXTO BÍBLICO

Isaías 57:1-13 (NVI)

“57 El justo perece, y a nadie le importa;
    mueren tus siervos fieles, y nadie comprende
    que mueren los justos a causa del mal.
Los que van por el camino recto mueren en paz;
    hallan reposo en su lecho de muerte.

«Ustedes, hijos de hechicera,
    descendientes de adúltero con prostituta,
    ¡acérquense!
¿De quién quieren burlarse?
    ¿A quién le hacen muecas despectivas
    y le sacan la lengua?
¿Acaso no son ustedes una camada de rebeldes
    y una descendencia de mentirosos?
Entre los robles, y debajo de todo árbol frondoso,
    dan rienda suelta a su lujuria;
junto a los arroyos, y en las grietas de las rocas,
    sacrifican a niños pequeños.
Las piedras lisas de los arroyos
    serán tu herencia;
    sí, ellas serán tu destino.
Ante ellas has derramado libaciones
    y has presentado ofrendas de grano.
    Ante estas cosas, ¿me quedaré callado?
Sobre un monte alto y encumbrado,
    pusiste tu lecho,
y hasta allí subiste
    para ofrecer sacrificios.
Detrás de tu puerta y de sus postes
    has puesto tus símbolos paganos.
Te alejaste de mí, te desnudaste,
    subiste al lecho que habías preparado;
entraste en arreglos con la gente
    con quienes deseabas acostarte,
    y contemplaste su desnudez.
Acudiste a Moloc y le llevaste aceite de oliva,
    y multiplicaste tus perfumes.
Enviaste muy lejos a tus embajadores;
    ¡hasta el sepulcro mismo los hiciste bajar!
10 De tanto andar te cansaste,
    pero no dijiste: “Hasta aquí llego”.
Lograste renovar tus fuerzas;
    por eso no desmayaste.

11 »¿Quién te asustó, quién te metió miedo,
    que me has engañado?
No te acordaste de mí,
    ni me tomaste en cuenta.
¿Será que no me temes
    porque guardé silencio tanto tiempo?
12 Yo denunciaré tu justicia y tus obras,
    y de nada te servirán.
13 Cuando grites pidiendo ayuda,
    ¡que te salve tu colección de ídolos!
A todos ellos se los llevará el viento;
    con un simple soplo desaparecerán.
Pero el que se refugia en mí
    recibirá la tierra por herencia
    y tomará posesión de mi monte santo».”

REFLEXIÓN

Coqueteando con el mundo

Existe en mi interior el temor de que cuando muera y me encuentre con Jesús, él no me sonría, a causa de mis debilidades y poca fe, al ser probada. Aquel que es honesto en su relación con Dios y hace de la obediencia una constante en su mover por ésta tierra, podrá disfrutar de una eternidad junto al Señor, como recompensa a su esfuerzo, persistencia y constancia en hacer siempre lo correcto.

Si buscas paz, solo entre sus brazos, podrás encontrarla y para lograrlo, es necesario recibirlo dentro de nuestro corazón, para que sea ese filtro entre lo bueno y lo malo que tenemos que enfrentar, para finalmente, ser aprobados por su infinita gracia y amor.

La meta ha sido trazada y aunque la conocemos bien, elegimos ignorarla por completo. Coqueteamos con el mundo, en ocasiones ridiculizamos nuestras creencias, sobre todo cuando con la boca pronunciamos orgullosos que somos cristianos, pero con nuestras acciones, demostramos que nos encontramos cada vez más lejos de ser la persona que hemos sido llamados a ser.

Cuando otros ven nuestra falta de coherencia, nos convertimos en un obstáculo para el reino de Dios. La religiosidad, la idolatría, el pecar sin ningún tipo de temor al Señor, el ser tibios y poner nuestras esperanzas en cosas, personas, iglesias, pastores, antes que en nuestro Padre Celestial, nos indica el nivel de hipocresía en que nos encontramos y le da razones a otros para huir de Dios y no querer acercarse a Él mucho más.

Prostituir tu fe y negociar tus principios no deben ser opciones en tu vida. No te mientas a ti mismo(a), fallarle a Dios y esperar bendiciones, porque es su obligación como nuestro creador, es una mentira sembrada en nuestra mente que solo trae decepción, tristeza y fracaso espiritual.

Decide renunciar a vivir sin propósito, defiende lo que crees con convicción, has del agradecimiento la mejor forma de amar, refúgiate en lo verdadero y confía profundamente en que la existencia de Dios, no está supeditada a nuestra fidelidad; Él existe, es eterno, es real y no miente.

Alabanza sugerida

Canción: Vasijas rotas – Hillsong Worship

Ver video Aquí: https://bit.ly/1PHqRKT

OREMOS

Amado Señor, dame la convicción de permanecer en ti, aunque el mundo me seduzca a hacer lo que te enfurece a cambio de una recompensa temporal y vacía. Renuncio a todo aquello que me separa de ti y decido hacer lo correcto con el único objetivo de agradarte y demostrarte cuanto te amo y te necesito.

Declaro que mi vida te pertenece, que el enemigo no tiene poder sobre mi y que lo que has dicho se cumplirá. En el nombre de Jesús, amén y amén.