TEXTO BÍBLICO

Isaias 63 NVI

Alabanza y oración

“7 Recordaré el gran amor del Señor,
    y sus hechos dignos de alabanza,
por todo lo que hizo por nosotros,
    por su compasión y gran amor.
¡Sí, por la multitud de cosas buenas
    que ha hecho por los descendientes de Israel!
Declaró: «Verdaderamente son mi pueblo,
    hijos que no me engañarán».
Así se convirtió en el Salvador
    de todas sus angustias.
Él mismo los salvó;
    no envió un emisario ni un ángel.[b]
En su amor y misericordia los rescató;
    los levantó y los llevó en sus brazos
    como en los tiempos de antaño.
10 Pero ellos se rebelaron
    y afligieron a su santo Espíritu.
Por eso se convirtió en su enemigo,
    y luchó él mismo contra ellos.

11 Su pueblo recordó los tiempos pasados,
    los tiempos de Moisés:
¿Dónde está el que los guió a través del mar,
    como guía el pastor a su rebaño?[c]
¿Dónde está el que puso
    su santo Espíritu entre ellos,
12 el que hizo que su glorioso brazo
    marchara a la derecha de Moisés,
el que separó las aguas a su paso,
    para ganarse renombre eterno?
13 ¿Dónde está el que los guió a través del mar,[d]
    como a caballo en el desierto,
    sin que ellos tropezaran?
14 El Espíritu del Señor les dio descanso,
    como a ganado que pasta en la llanura.
Fue así como guiaste a tu pueblo,
    para hacerte un nombre glorioso.

15 Mira bien desde el cielo;
    observa desde tu morada santa y gloriosa.
¿Dónde están tu celo y tu poder?
    ¡Se nos niega tu abundante compasión y ternura!
16 Pero tú eres nuestro Padre,
    aunque Abraham no nos conozca
    ni nos reconozca Israel;
tú, Señor, eres nuestro Padre;
    ¡tu nombre ha sido siempre «nuestro Redentor»!
17 ¿Por qué, Señor, nos desvías de tus caminos,
    y endureces nuestro corazón
    para que no te temamos?
Vuelve por amor a tus siervos,
    por las tribus que son tu herencia.
18 Tu pueblo poseyó por un tiempo tu santuario,
    pero ahora lo han pisoteado nuestros enemigos.
19 Estamos como si nunca nos hubieras gobernado,
    como si nunca hubiéramos llevado tu nombre.”

REFLEXIÓN

Dale una oportunidad

Quiero hablar del Señor y de las maravillas que Él ha hecho en mi vida, desde que lo recibí en mi corazón como mi Salvador. Ha sido bondadoso y amoroso conmigo, lo rechacé, no era mi prioridad y aún así, me perdonó.

Desprecié sus bendiciones, perdí y me dio una nueva oportunidad; Le fallo constantemente, pero mi actitud de hoy es diferente, porque cada día anhelo agradarle y lo vuelvo a intentar; sé que llegará el momento en el que esté lista para conocerlo y ese día confirmaré que nada fue en vano.

Amigos y enemigos he tenido y cada uno de ellos han aportado a mi crecimiento espiritual. Sin embargo, sólo Él ha levantado mis brazos cuando lo he necesitado y me ha sostenido cuando mis piernas han flaqueado.

He nacido de nuevo, soy feliz, enfrento pruebas, pero soy mucho más fuerte que ayer; tengo esperanza, confío en Él y sé que tiene el control de absolutamente TODO.

Ahora bien, si Él ha hecho todo esto conmigo…también lo puede hacer contigo…dale una oportunidad.

Alabanza sugerida

Canción: Me persigue Tu Amor – Vástago Epicentro

Ver video aquí: https://bit.ly/2ThnDDQ

OREMOS

Recuerdo de dónde me sacaste y doy gracias por tu miseridordia. Me ahogaban mis errores, pero sanaste mis heridas e hiciste de mí alguien fuerte y con valor para avanzar. Gracias por tu infinito amor, te bendigo, te necesito y clamo por tu presencia en mi vida; en el nombre de jesús y bajo la unción de tu Santo Espíritu, amén.