Defendiendo nuestra fe

Debemos estar alertas y observar la conducta de quienes nos rodean y revisar constantemente nuestra postura frente a sus ataques contra Dios. Tenemos una responsabilidad de defender nuestra fe; no con agresividad, violencia o faltas de respeto, sino con argumentos claros de quienes somos y en qué o quién basamos nuestras creencias.

Lee mas

Dominio celestial

Dios demostró dominio sobre Elam condenándolo a muerte a causa de su pecado. El orgullo, la soberbia y creernos más que los demás quiebra nuestra integridad como pueblo del Señor. El reconocimiento de nuestras fallas y la humildad de corazón preceden su reino.

Lee mas

Haciendo frente a los chacales

Cedar y hazor fueron importantes tribus árabes de las regiones desérticas al este del Jordán y al norte de Arabia, atacadas por Nabucodonosor. La ingratitud de este pueblo, desató la ira de Dios, quien permitió este ataque destructor como advertencia.

Lee mas

Malas noticias

El pueblo de Damasco recibió malas noticias. El Rey de Babilonia y su ejército se acercaban para destruirlo. La gloria y el gozo que lo caracterizaba ya no existiría más. Residia en una ciudad famosa por su valor y alegría.

Lee mas

Sentencia de muerte

Los edomitas recibieron la sentencia de muerte de parte de Dios, por sus pecados en contra de Israel. Se hace énfasis en la pérdida de la sabiduría por la cual eran conocidos. Jeremías profetizó acerca de la ruina y destrucción de la cual no iban a poder esconderse.

Lee mas

intromisión ilegal

Según lo escrito por el Ministro Mathew Henry en su comentario bíblico sobre este pasaje, los amonitas eran los más cercanos a los moabitas por su descendencia de Lot y por proximidad geográfica. Fueron llamados a juicio por su ilegal invasión en el territorio de gad, una vez que estos fueron deportados por el Rey de Asiria.

Lee mas

Lágrimas del cielo

El Señor llora nuestro orgullo y altivez. La negligencia con la que hemos asumido nuestro llamado. Hemos sido insolentes. Nos jactamos de lo que somos y lo que tenemos y ponemos nuestra confianza es cosas tan ridículas como nuestra soberbia, arrogancia y desdén.

Lee mas

Guerra sin pausa

Al igual que los egipcios, los filisteos demostraron una falsa amistad hacia Israel. También habían sido condenados y caerían bajo la mano de Nabuconodosor. Fuerzas invasoras del norte acabarían con su existencia.

Lee mas

Mi fuerza proviene de Dios

El Señor todopoderoso cuida de sus hijos y los protege de sus enemigos. Sin importar la furia y el odio de sus ataques, Él es mucho más fuerte y constantemente toma el control de la situación de manera personal.

Lee mas

Puerta abierta de par en par

Le abrimos la puerta de par en en par a satanás y le concedemos permiso para que siembre caos a nuestro alrededor, cuando cedemos ante el pecado y elegimos la rebeldía y la desobediencia a los preceptos divinos. Feriamos nuestra salvación por un rato efímero de placer o con la disculpa de querer encajar en una sociedad que deliberadamente ha decidido dejar a Dios por fuera de la ecuación de su existencia.

Lee mas

Eludiendo a la muerte

Al demostrar rebeldía ante los mandatos de Dios, somos artífices de nuestra propia caída. Desafiamos a Dios y perdemos de vista que al tratar de justificar las malas acciones, cavamos con lentitud una tumba cuya lápida tiene escrito con letra cursiva nuestro nombre.

Lee mas

Coleccionando enemigos

Al igual que Israel, nosotros también tenemos enemigos. Personas que quieren ver quebrada nuestra fe, que se alegran con nuestras derrotas y celebran cada una de nuestras tristezas.

Lee mas

Enlaces recomendados