Duda razonable

Sentir temor frente a una circunstancia o dudar en algún momento que todo estará bien en medio de la oscuridad que nos rodea, nos hace humanos. Tenemos un corazón, fuimos hechos sensibles y es en nuestra mente, en donde nos ataca el enemigo con pensamientos de derrota, frustración o miedo. Lo que está verdaderamente errado y que definitivamente entristece a Dios, es que no confiemos en Él y que motivados por ese tipo de emociones, desviemos la mirada y le demos crédito a lo que aun no ha sucedido y nos roba la paz.

Read More

Sin poder ver a Jesús

Es triste observar una sociedad ciega espiritualmente hablando. Vivimos por fuera de la voluntad de Dios, ignorando a Jesús como nuestro Señor y Salvador personal; le restamos importancia a su obra aquí en la tierra, nos creemos jueces de los demás sin exáminarnos a nosotros mismos; la religiosidad ha invadido nuestra intimidad y nuestra débil relación personal con Dios, nos impide ver con claridad un propósito eterno que nos fue designado desde antes de nacer.

Read More

Las mieles de la prosperidad

Para aquellos que les gustaría disfrutar de las mieles de la prosperidad por siempre, ésta solo proviene de la obediencia y fidelidad a Dios. Nuestro pecado nos separa de Él; a lo mejor tenemos encallecida la conciencia y nos es difícil aceptar que en nuestra debilidad hemos caído en la mentira, la hipocresía, la arrogancia y el orgullo y nos cueste reconocer que dependemos de todo menos del Señor.

Read More

Un propósito eterno

Los planes de Dios son diferentes a los nuestros. Una cosa son nuestros sueños y otra muy distinta lo que Él tiene para nosotros. Queremos tener todo bajo control, pero el Señor es quién nos guía hacia un lugar seguro; aunque no podamos ver con claridad lo que sucederá en el futuro, ni conocer de antemano los retos que tendremos que enfrentar; todo obedece a un propósito eterno, que nadie puede arrebatarnos.

Read More

¿A quién ven a través de ti?

Dios nos recompensa según nuestras obras. No podemos esperar bendición y respaldo, cuando hacemos lo que es contrario a su palabra. Anhelamos su presencia en nuestra vida, pero nadie, ni siquiera nosotros mismos, vemos su reflejo en nosotros porque con nuestras acciones necias, damos a conocer un dios errado.

Read More

Solo Jesús

Si no existieran los tiempos de crisis, no tendríamos la oportunidad de conocer personalmente el poder de Dios en nuestra vida. Desafortunadamente algunas veces, solo lo usamos. Nos alejamos de Él cuando estamos en nuestra zona de confort y lo buscamos cuando tenemos problemas que resolver. Oramos como si Él estuviera obligado a respondernos inmediatamente, concediéndonos cuanto le pedimos, convirtiéndonos así, en hijos malcriados y caprichosos.

Read More

Rodeados de oscuridad

Es tan difícil para el creyente guardar su testimonio en un mundo caído, que hacerlo con una débil relación personal con Dios, es imposible. Sabemos de antemano que el Señor no nos deja solos, que permanece a nuestro lado en nuestras dificultades, pero el estrés, el temor, el desasosiego, la depresión y los sentimientos de derrota, aveces nos visitan de manera inexplicable, para hacernos sentir inestables y solos.

Read More

Dios está con nosotros

Aunque quisieramos estar aislados del mundo, esto es imposible. Si eres creyente, tendrás los ojos de las personas que te rodean sobre ti esperando que demuestres con tus acciones y tus palabras, qué tan auténtica es la fe que dices profesar. Quienes más amas o son más cercanos a ti, serán quienes te juzguen con más severidad y sus comentarios y condenaciones frente a tus debilidades o tu falta de asertividad no se harán esperar; si con tu cambio radical hacia la obediencia a Dios, debes sacarlos de la ecuación para no fallarle más al Señor, sus ataques serán más severos y con crueldad; sin embargo, tu firmeza le agradará a Dios, tu vida será diferente y jamás volverás a ser el mismo.

Read More

Conflictos no resueltos

Frecuentemente estamos expuestos a conflictos con otras personas; existen cristianos que se creen más santos que los demás y se atreven a señalar, juzgar, levantar falso testimonio y hasta condenar a sus propios hermanos en la fe; son ciegos espirituales y aunque conocen la palabra la aplican a su conveniencia…Y tratamos con personas que por no conocer de Dios, motivan la división, la disensión, la murmuración y la venganza….unos y otros tienen el mismo valor para el Señor y son sus acciones las que preceden su recompensa.

Read More

Que nuestra boca hable lo positivo

Nos declaramos ciegos y sordos al conocer la palabra y no ver que hallamos bendición en la obediencia y en predicar con nuestra boca y nuestro ejemplo el amor que el Señor nos ha mostrado a través de una vida llena de caídas y victorias.

Read More

Congeniando con el pecado

El pecado produce escacez, nos hace improductivos y frena nuestro progreso como personas y como creyentes; nos aparta del Señor y no nos permite construir bases sólidas y fuertes para edificar nuestra vida. Cuando somos permisivos con aquello que sabemos ofende a Dios y nos proporciona la aceptación del mundo, despreciamos su bendición y a manos llenas recibimos las maldiciones de infertilidad espiritual que nacen de vivir sin gloria ni ley.

Read More

Permanecer

Cuando Dios nos hizo parte de su creación, tenía confianza de la obra maravillosa que estaba haciendo de la tierra. Estamos llamados a dar fruto perdurable, pero para lograrlo, debemos permanecer unidos a Él y cuidar nuestra mente, nuestro cuerpo y nuestro corazón en la medida que vivimos, para impactar de manera positiva a todo aquel con el que podamos tener contacto cada día.

Read More