Infectados por la culpa y los malos recuerdos

Llevamos a cuestas una carga muy pesada por causa de los pecados que hemos cometido en el pasado. He visto personas que por el odio, la tristeza, el resentimiento y la falta de perdón en su corazón, física y emocionalmente han cambiado de manera radical. Se les ve distantes, aisladas del mundo, amargadas, enojadas todo el tiempo y sus rasgos faciales denotan la dureza de un corazón roto. Otras han somatizado enfermedades, unas graves y otras no tanto, porque el sentimiento de culpa por los errores cometidos no les deja tener paz. Tanto la una como la otra, no tienen una relación personal con Dios; algunos lo culpan por lo sucedido, a los otros los avergüenza presentarse ante Él, por temor a ser juzgados con severidad.

Read More

Más allá de la enfermedad, está la indiferencia

Cuando tenemos cerca a una persona que se encuentra enferma o tiene algún tipo de brote, cicatriz, quemadura o condición física que la hace ver diferente a las demás, es una constante, que emitamos juicios, más aún si no la conocemos y nos la topamos en la calle por casualidad.

Read More

El pecado Original

Al no haber mayor conocimiento sobre el proceso de concepción llevado a cabo entre el óvulo de la mujer y los espermatozoides contenidos en el semen del hombre, los pueblos antiguos, pensaban que los niños eran producto de la simiente (semen) del hombre y que la mujer era solo el receptáculo, que era utilizado como medio de protección y crecimiento del niño. A la mujer se le consideraba ritualmente impura entre 40 y 80 días, dependiendo del género del bebé.

Read More

Vivir en santidad

La impureza tipificaba el pecado y la corrupción. El mantenernos santos y consagrados al Señor en todas las áreas de nuestra vida, a través de nuestra alabanza, adoración y servicio, por lo que ha hecho y hará en nosotros, es lo mínimo que de nuestra parte podemos ofrecerle. Pero ¿cómo hacerlo, sino tenemos tiempo, nuestras ocupaciones diarias no nos lo permiten, comenzamos el día de la mano de los afanes y terminamos al anochecer, agotados, cansados y con ganas de dormir, para iniciar al día siguiente con un ciclo vicioso que no se detiene y nos separa de Dios?.

Read More

Los efectos de la religiosidad

El pecado de Nadab y Abiú, nace del orgullo y la soberbia en su corazón. Ser sacerdotes, servidores de Cristo en todas sus dimensiones implica una responsabilidad especial. Ellos sabían con claridad quién era Dios, sabían lo que debían hacer y cómo hacerlo, puesto que Él los había preparado para el ejercicio de sus funciones. Sin embargo, creyeron que el haber sido escogidos, les daba el derecho de hacer lo que según su propio criterio les sugería hacer, desobedeciendo intencionalmente al Señor.

Read More

Listos para ejercer y cumplir nuestro llamado

Aarón y sus hijos habían sido elegidos entre el pueblo para el servicio del Señor y se dispuso todo lo necesario para tan noble ministerio. Con la guía de Moisés recibieron la debida preparación para el ejercicio de sus funciones y llevar a la práctica lo aprendido, para bendición de su comunidad y para la gloria de Dios.

Read More

Fuego consumidor

Dios nos creó apasionados. Cuando algo nos gusta, lo disfrutamos al máximo, trae más satisfacciones que tristezas, las derrotas son oportunidades de mejora y dentro de nosotros, habita aquello que nos hace avanzar sin importar los obstáculos que se nos presenten para llevar a cabo eso que tanto nos llena y nos hace sentir realizados.

Read More

Declaración de la verdad

El diccionario bíblico de Holman, define perjurio así: “es cualquier declaración falsa hecha voluntariamente bajo juramento. Lo anterior implica tanto falso testimonio con respecto a hechos pasados como despreocupación por lo que se ha jurado previamente”.

Read More