TEXTO BÍBLICO

Salmos 1

“1 Dichoso el hombre
que no sigue el consejo de los malvados,
ni se detiene en la senda de los pecadores
ni cultiva la amistad de los blasfemos,
2 sino que en la ley del Señor se deleita,
y día y noche medita en ella.
3 Es como el árbol
plantado a la orilla de un río
que, cuando llega su tiempo, da fruto
y sus hojas jamás se marchitan.
¡Todo cuanto hace prospera!

4 En cambio, los malvados
son como paja arrastrada por el viento.
5 Por eso no se sostendrán los malvados en el juicio,
ni los pecadores en la asamblea de los justos.

6 Porque el Señor cuida el camino de los justos,
más la senda de los malos lleva a la perdición.”

REFLEXIÓN

Dime con quién andas…

“Dime con quién andas y te diré quién eres”, es un dicho popular que de alguna manera ha marcado nuestra educación desde que éramos niños. Mi mamá solía repetírmelo, cuando frecuentaba alguna persona que a su criterio no era una buena influencia para mí.

El éxito y el fracaso son consecuencia de nuestro grado de obediencia, en la medida en que creamos y apliquemos la palabra de Dios en TODO lo que hacemos, siendo más asertivos en nuestras decisiones. Si bien es cierto debemos respetar y aceptar a nuestros semejantes con sus defectos y virtudes y propender por una buena convivencia en la diferencia, es una realidad que el cristiano debe ser prudente al elegir sus amistades, saber discernir entre el buen y el mal consejo y el no ser permisivos con aquellos que se atreven a levantar falso testimonio en contra del Dios que decimos amar.

Muchos cristianos prefieren callar, cuando otras personas a su alrededor hablan con desdén y ligereza ridiculizando o menospreciando al Señor, y aunque Dios no necesita abogados, si espera que nosotros demos argumentos firmes acerca de la fe que profesamos. Es necesario entonces, escudriñar la palabra de Dios, estudiarla de día y de noche, para conocer el carácter de nuestro creador y así presentar defensa a partir de su conocimiento y su verdad, frente a esos detractores.

Personalmente creo, que si yo niego a Dios aquí en la tierra, el día que tenga que comparecer y rendir cuenta de mis actos ante Él en el cielo, Él me negará de manera irremediable. Dichoso aquel, que conoce su voluntad y decide apropiarse de ella, porque favorece a su salvación y conduce a la bendición.

Alabanza sugerida

Canción: Yo soy así – Funky & Redimi2

Ver video aquí: http://bit.ly/1IK4oNo

OREMOS

No voy a ser uno más, sino alguien que marque la diferencia. Señor, anhelo conocerte más y cambiar aquello que me aleja de tu voluntad. El mal nunca me vencerá, el bien que yo haga marcará mi camino y todos los días de mi vida. A partir de ahora, viviré una realidad de tu mano y lejos de la influencia de aquellos que intentan llenar mi mente de mentiras. Creo en ti, no porque alguien me lo haya infundido, sino porque he visto los milagros que has hecho en mi vida, porque te he sentido en cada paso que doy y desde que te conocí, no quiero separarme más de ti, porque a tu lado, me siento feliz, completo(a) y realizado(a). Llenaste con tu amor los vacíos de mi corazón y voy firme con convicción, en un mundo que ha perdido su identidad. Prefiero que me rechacen por ser cristiano y no que me acepten por darte la espalda. Te amo y agradezco que me hayas sacado del fango en el que me encontraba, cuando insistía en vivir  ignorando tu presencia. En el nombre de Jesús, me declaro en victoria, amén y amén.