TEXTO BÍBLICO

Proverbios 27: 3-10 NVI

“3 Pesada es la piedra, pesada es la arena,
pero más pesada es la ira del necio.
4 Cruel es la furia, y arrolladora la ira,
pero ¿quién puede enfrentarse a la envidia?
5 Más vale ser reprendido con franqueza
que ser amado en secreto.
6 Más confiable es el amigo que hiere
que el enemigo que besa.
7 Al que no tiene hambre, hasta la miel lo empalaga;
al hambriento, hasta lo amargo le es dulce.
8 Como ave que vaga lejos del nido
es el hombre que vaga lejos del hogar.
9 El perfume y el incienso alegran el corazón;
la dulzura de la amistad fortalece el ánimo.[a]
10 No abandones a tu amigo ni al amigo de tu padre.
No vayas a la casa de tu hermano cuando tengas un problema.

Más vale vecino cercano que hermano distante.”

REFLEXIÓN

El valor de la amistad

Un verdadero amigo, es aquel que te habla con franqueza, que busca tu bienestar y te apoya en los momentos difíciles; no sólo para ayudarte a resolver el problema, sino para acompañarte en el proceso de crecimiento que viene implícito en cada prueba. Es leal, te dice la verdad en amor aunque te duela; tu relación con él, se basa en el respeto, la tolerancia y la armonía; jamás te motivará a la maldad, sino por el contrario te acercará a Dios, a través de su testimonio y su buen consejo.

El valor de la amistad se caracteriza por la sinceridad, la honestidad y la credibilidad; quien es amigo, da sin esperar nada a cambio; no da cabida al chisme, ni a la murmuración, el orgullo, la envidia o el egoísmo; puedes tener muchos conocidos pero amigos dispuestos a sostenerte y levantarte cuando las fuerzas te abandonen y aun en la distancia se preocupen por tu felicidad, son difíciles de encontrar y si los tienes, puedes contarlos con los dedos de tus manos.

Una relación de amistad, se construye con el tiempo; se basa en la confianza y la buena comunicación. Es oportuno llevar éste concepto del plano físico al espiritual, así:

  • ¿Dedicas un tiempo especial cada día, para fortalecer tu relación con Dios?
  • ¿Le confías abiertamente tus preocupaciones, tus sueños y proyectos, porque sabes que puede ayudarte y obtener de Él un buen consejo?
  • ¿Tu comunicación con Él es fluída?¿Escuchas su voz atentamente?¿Puedes hablarle con total tranquilidad?
  • ¿Crees en lo que te dice, porque eres consiente de su interés por tu bienestar y seguridad?
  • ¿Te sientes amado cuando te exhorta o amonesta por algo que hiciste mal?
  • ¿Disfrutas y te sientes agradado de su compañía?

Dios anhela tener la oportunidad de ser tu mejor amigo. Te ama con todo su corazón, sabe qué necesitas y tiene una respuesta oportuna a cada duda que tengas guardada en tu alma. De Él puedes esperar lo mejor; su lealtad y fidelidad, te lleva a un lugar mucho más alto a nivel espiritual. Con su amistad te haces mucho más fuerte y con sus palabras puedes vislumbrar un futuro cercano acorde a tus expectativas y con un propósito real.

Alabanza sugerida

Canción: Anhelo tu presencia – Marcos Barrientos

OREMOS

Jesús, eres el mejor amigo que pueda tener. Puedo confiar en ti. Siempre ves lo mejor en mí, sin dejar de aconsejarme cuando ves que estoy fallando. Valoro tu amistad y me agrada poder compartir tiempo contigo, para contarte de aquellas cosas que causan alegría o tristeza a mi corazón. Anhelo conocerte más, necesito de tu presencia permanente en mi vida. Te honro y te alabo, amén.