TEXTO BÍBLICO

2 Crónicas 11 NVI

“11 Roboán llegó a Jerusalén y movilizó a las familias de Judá y de Benjamín, ciento ochenta mil guerreros selectos en total, para hacer la guerra contra Israel y así recuperar el reino. 2 Pero la palabra del Señor vino a Semaías, hombre de Dios, y le dio este mensaje: 3 «Diles a Roboán hijo de Salomón, rey de Judá, y a todos los israelitas que están en Judá y en Benjamín, 4 que así dice el Señor: “No vayan a luchar contra sus hermanos. Regrese cada uno a su casa, porque es mi voluntad que esto haya sucedido”». Y ellos obedecieron las palabras del Señor y desistieron de marchar contra Jeroboán.

Roboán fortifica las ciudades de Judá
5 Roboán se estableció en Jerusalén y fortificó las siguientes ciudades de Judá: 6 Belén, Etam, Tecoa, 7 Betsur, Soco, Adulán, 8 Gat, Maresá, Zif, 9 Adorayin, Laquis, Azeca, 10 Zora, Ayalón y Hebrón. Estas ciudades fueron fortificadas en Judá y en Benjamín. 11 Roboán nombró gobernantes, reforzó las fortificaciones, almacenó en ellas víveres, aceite y vino, 12 y las armó a todas con escudos y lanzas. Así fortificó completamente todas las ciudades y quedó en posesión de Judá y de Benjamín.

Los sacerdotes y los levitas apoyan a Roboán
13 De todas las regiones de Israel llegaron sacerdotes y levitas para unirse a Roboán. 14 Los levitas abandonaron sus campos de pastoreo y demás posesiones para irse a Judá y a Jerusalén, ya que Jeroboán y sus hijos les habían impedido ejercer el sacerdocio del Señor. 15 En su lugar, Jeroboán había nombrado sacerdotes para los santuarios paganos y para el culto a los machos cabríos y a los becerros que había mandado hacer. 16 Tras los levitas se fue gente de todas las tribus de Israel que con todo el corazón buscaba al Señor, Dios de Israel. Llegaron a Jerusalén para ofrecer sacrificios al Señor, Dios de sus antepasados. 17 Así consolidaron el reino de Judá, y durante tres años apoyaron a Roboán hijo de Salomón y siguieron el buen ejemplo de David y Salomón.

Esposas e hijos de Roboán
18 Roboán se casó con Majalat hija de Jerimot, el hijo de David y de Abijaíl, hija de Eliab y nieta de Isaí. 19 Los hijos que ella le dio fueron Jeús, Semarías y Zaján. 20 Después se casó con Macá hija de Absalón. Los hijos que ella le dio fueron Abías, Atay, Ziza y Selomit. 21 Roboán amó a Macá hija de Absalón más que a sus otras esposas y concubinas. En total, tuvo dieciocho esposas y sesenta concubinas, y fue padre de veintiocho hijos y de sesenta hijas.

22 Roboán puso como príncipe heredero entre sus hermanos a Abías hijo de Macá, pues tenía la intención de hacerlo rey. 23 Y actuó con astucia, pues a sus otros hijos les dio víveres en abundancia, les consiguió muchas esposas y los dispersó por todo el territorio de Judá y de Benjamín y por todas las ciudades fortificadas.

REFLEXIÓN

Entrenador personal

Existes por un propósito; y no te lo digo para consolarte, sino para recordarte que como hijos y herederos del Dios viviente, tenemos derechos y beneficios, pero también deberes y obligaciones que cumplir.

No hablo únicamente de la obediencia a sus normas y preceptos, porque es muy claro que si lo amamos y lo seguimos, a eso estamos llamados; sino de quién eres y qué significas para cada una de las personas que te rodean.

¿Vives de manera egoísta? ¿Piensas sólo en ti, en lo que puedes lograr, en las metas que puedes alcanzar? ¿Acumulas los tesoros que el mundo te ofrece o te dispones cada día a acumular tesoros para tu eternidad con Dios?

Competimos en todas las áreas de nuestra vida, pero el Señor nos invita a competir por una vida que refleje su gracia y su amor a través de ti. Impactar a las personas que nos rodean con nuestro ejemplo y guiarlos en el conocimiento de Dios, no a punta de “bibliazos” fuertes y contundentes, sino de un testimonio que exalte su nombre a través de acciones de bondad, solidaridad, fortaleza en situaciones complejas y de obediencia, aunque muchas veces implique renunciar a lo que es consideras te da bienestar o estatus, es lo que realmente hará que otros quieran contagiarse del gozo, la alegría, la confianza y la fe que demuestra que seguimos a un Dios que nos respalda y nos cuida sin importar las vicisitudes de la vida.

Muchas personas te observan y te pregunto que ven en ti, ¿Un(a) hombre (mujer) de Dios? ¿Dudas, quejas o desesperación? ¿Eres una persona de oración que descansa y entrega sus cargas a su Papá porque sabe Él resolverá tus problemas con diligencia? ¿Eres una persona íntegra, que defiende la verdad o por el contrario eres un hombre que le vende a otros la idea de un Dios permisivo, débil, que acepta la mentira y la corrupción? ¿Eres fiel a tus principios y valores o los vendes al mejor postor, justificando tu comportamiento culpando a otros por los resultados?

Aunque no lo creas, eres el entrenador personal de quienes comparten contigo cada día de vida. Eres representante del Dios viviente aquí en la tierra y de ti depende que tú esposa(o), tus hijos, tus compañeros de trabajo, quien se sienta a tu lado en un parque o quien se cruza contigo en un lugar público, crean y entiendan quién es aquel al que le has entregado tu corazón.

Sé valiente y asume tu responsabilidad, decide a quién servir y recuerda que quien se deja seducir por el mundo es enemigo de Dios y absolutamente nadie tiene que ver con esa decisión, únicamente tú.

Alabanza Sugerida

Canción: Reflejo de ti – Alex Campos

Ver video Aquí: http://bit.ly/2jEBxzQ

OREMOS

Padre amado, perdóname cuando por mis malas decisiones doy a conocer a un dios mentiroso en vez del Dios de amor y verdad que rige mi vida. Señor permíteme ver las consecuencias de mis acciones y el impacto en quienes me rodean, antes de hacerlas realidad. Quiero reflejarte en TODO lo que emprenda, no quiero fallarte y espero poder ser un(a) excelente embajador(a) de tu palabra de amor. Te amo mi Dios y tus acciones quiero imitar, para que cuando me vean, te vean a ti a través de mí. En el nombre de Jesús y bajo la unción de tu Santo Espíritu, amén.