Texto bíblico

Génesis 10: 1- 32 (NVI) Las naciones de la tierra “10 Ésta es la historia de Sem, Cam y Jafet, hijos de Noé, quienes después del diluvio tuvieron sus propios hijos. 2 Los hijos de Jafet fueron Gómer, Magog, Maday, Javán, Tubal, Mésec y Tirás. 3 Los hijos de Gómer fueron Asquenaz, Rifat y Togarma. 4 Los hijos de Javán fueron Elisá, Tarsis, Quitín y Rodanín. 5 Algunos de ellos, que poblaron las costas, formaron naciones y clanes en sus respectivos territorios y con sus propios idiomas. 6 Los hijos de Cam fueron Cus, Misrayin, Fut y Canaán. 7 Los hijos de Cus fueron Seba, Javilá, Sabtá, Ragama y Sabteca. Los hijos de Ragama fueron Sabá y Dedán. 8 Cus fue el padre de Nimrod, conocido como el primer hombre fuerte de la tierra, 9 quien llegó a ser un valiente cazador ante el Señor. Por eso se dice: «Como Nimrod, valiente cazador ante el Señor.» 10 Las principales ciudades de su reino fueron Babel, Érec, Acad y Calné, en la región de Sinar. 11 Desde esa región Nimrod salió hacia Asur, donde construyó las ciudades de Nínive, Rejobot Ir, Cala 12 y Resén, la gran ciudad que está entre Nínive y Cala. 13 Misrayin fue el antepasado de los ludeos, los anameos, los leabitas, los naftuitas, 14 los patruseos, los caslujitas y los caftoritas, de quienes descienden los filisteos. 15 Canaán fue el padre de Sidón, su primogénito, y de Het, 16 y el antepasado de los jebuseos, los amorreos, los gergeseos, 17 los heveos, los araceos, los sineos, 18 los arvadeos, los zemareos y los jamatitas. Luego, estos clanes cananeos se dispersaron, 19 y su territorio se extendió desde Sidón hasta Guerar y Gaza, y en dirección de Sodoma, Gomorra, Admá y Zeboyín, hasta Lasa. 20 Éstos fueron los descendientes de Cam, según sus clanes e idiomas, territorios y naciones. 21 Sem, antepasado de todos los hijos de Éber, y hermano mayor de Jafet, también tuvo hijos. 22 Los hijos de Sem fueron Elam, Asur, Arfaxad, Lud y Aram. 23 Los hijos de Aram fueron Uz, Hul, Guéter y Mas. 24 Arfaxad fue el padre de Selaj. Selaj fue el padre de Éber. 25 Éber tuvo dos hijos: el primero se llamó Péleg, porque en su tiempo se dividió la tierra; su hermano se llamó Joctán. 26 Joctán fue el padre de Almodad, Sélef, Jazar Mávet, Yeraj, 27 Hadorán, Uzal, Diclá, 28 Obal, Abimael, Sabá, 29 Ofir, Javilá y Jobab. Todos éstos fueron hijos de Joctán, 30 y vivieron en la región que va desde Mesá hasta Sefar, en la región montañosa oriental. 31 Éstos fueron los hijos de Sem, según sus clanes y sus idiomas, sus territorios y naciones. 32 Éstos son los clanes de los hijos de Noé, según sus genealogías y sus naciones. A partir de estos clanes, las naciones se extendieron sobre la tierra después del diluvio.”

Reflaxión

Legado, herencia y bendición Cada generación conserva características específicas, en las cuales se colocan los cimientos de las generaciones subsiguientes. De ésta premisa se desprende la creencia de que cada una aporta valores, principios y fundamentos claros con los que se fortalece o debilita una sociedad. Los hijos de Noé y su descendencia, construyeron ciudades, formaron clanes, idiomas y naciones, extendidos por toda la tierra, dejando un legado en los lugares en los cuales se fueron estableciendo. Nimrod es el ejemplo del poder, favorecido por el mismo Dios con la valentía, destreza y espíritu aguerrido capaz de conquistar naciones enteras y doblegar a cualquier persona. Pudo haber tomado la decisión de utilizar los beneficios que el Señor le había dado, para el bien, pero El, se dejó llevar por la soberbia, la violencia y la ambición, convirtiéndose en tirano entre los hombres y hombre rebelde delante de Dios. Canaán estaba bajo maldición, por su irrespeto hacia su padre, talvez por eso no tuvo mejor suerte que sus hermanos. Así como ellos, tendremos hijos, nietos, bisnietos y tataranietos y que bueno, que seamos recordados por un legado de amor, ejemplo de familia, respeto por la vida y temor y reverencia al Todopoderoso. Pregúntate hoy, como deseas ser recordado, ¿Como un tirano o como un verdadero héroe? ¡Tu decides!.

Oremos

Padre, asumo mi responsabilidad delante de ti, de la herencia que pienso dejar a mis descendientes. Te pido me des la sabiduría para tomar decisiones acertadas, tendientes a sembrar semillas de amor, generosidad y conocimiento de ti, para que mi simiente de origen a lo positivo, a la sabiduría y el amor de Cristo. En el nombre de Jesús y bajo el poder del Espíritu Santo, Amén y Amén