TEXTO BÍBLICO

2 Crónicas 5 NVI

“5 Una vez terminada toda la obra que había mandado hacer para el templo del Señor, Salomón hizo traer el oro, la plata y todos los utensilios que su padre David había consagrado, y los depositó en el tesoro del templo de Dios.

El arca del pacto

2 Entonces Salomón mandó que los ancianos de Israel, y todos los jefes de las tribus y los patriarcas de las familias israelitas, se congregaran en Jerusalén para trasladar el arca del pacto del Señor desde Sión, la Ciudad de David. 3 Así que durante la fiesta del mes séptimo todos los israelitas se congregaron ante el rey. 4 Cuando llegaron todos los ancianos de Israel, los levitas alzaron el arca. 5 Los sacerdotes y los levitas la trasladaron junto con la Tienda de reunión y con todos los utensilios sagrados que había en ella.

6 El rey Salomón y toda la asamblea de Israel reunida delante del arca sacrificaron ovejas y bueyes en tal cantidad que fue imposible llevar la cuenta. 7 Luego los sacerdotes llevaron el arca del pacto del Señor a su lugar en el santuario interior del templo, que es el Lugar Santísimo, y la pusieron bajo las alas de los querubines. 8 Con sus alas extendidas sobre ese lugar, los querubines cubrían el arca y sus travesaños. 9 Los travesaños eran tan largos que sus extremos se podían ver desde el arca delante del Lugar Santísimo, aunque no desde afuera; y ahí han permanecido hasta hoy. 10 En el arca solo estaban las dos tablas que Moisés había colocado en ella en Horeb, donde el Señor hizo un pacto con los israelitas después de que ellos salieron de Egipto.

11 Los sacerdotes se retiraron del Lugar Santo. Todos los sacerdotes allí presentes, sin distinción de clases, se habían santificado. 12 Todos los levitas cantores —es decir, Asaf, Hemán, Jedutún, sus hijos y sus parientes— estaban de pie en el lado este del altar, vestidos de lino fino y con címbalos, arpas y liras. Junto a ellos estaban ciento veinte sacerdotes que tocaban la trompeta.

13 Los trompetistas y los cantores alababan y daban gracias al Señor al son de trompetas, címbalos y otros instrumentos musicales. Y, cuando tocaron y cantaron al unísono: «El Señor es bueno; su gran amor perdura para siempre», una nube cubrió el templo del Señor. 14 Por causa de la nube, los sacerdotes no pudieron celebrar el culto, pues la gloria del Señor había llenado el templo.”

REFLEXIÓN

Música de alabanza y adoración

Cuando adoramos al Señor, atribuimos honra, reverencia y dignidad a su divinidad; se nos revela su propósito y su voluntad. Nuestra relación personal con Él es fortalecida e incluimos en nuestra conversación, devoción, humildad, sumisión y obediencia. Adoramos a nuestro Padre por medio de nuestro servicio y a través de un testimonio vivo de su presencia en nuestra vida. La adoración incluye alabanza, oración, acción de gracias, ofrenda, predicación, enseñanza, lectura de la palabra y disciplina.

En medio de la alabanza de su pueblo, está Dios. Todos: Pastores, líderes, servidores y congregación en general, sin distinción alguna, unidos a una sola voz, para exaltar su nombre y celebrar su presencia en medio del servicio.

Ofrecemos cánticos, nos quebrantamos y nos conectamos con Él, a través de melodías cargadas de sinceridad. Es toda una congregación y a su vez, cada uno delante de Él para decirle gracias, te amo y estoy aquí…eres realmente importante para mí.

La alabanza es un acto de adoración a Dios por su santidad, misericordia, justicia, gracia, bondad, por su cuidado y salvación; pero también es la manera de centrar nuestra atención en Él, dejando de lado nuestras cargas y preocupaciones. Es una oportunidad para expresarle que dependemos totalmente de Él en toda circunstancia y que tenemos la plena confianza en que no hay nada ni nadie que pueda interponerse entre sus planes.

Si hoy te sientes más triste y decepcionado que nunca; no tienes ganas de seguir avanzando, has decidido no insistir más, tu mente está llena de confusión y tu pecho siente un dolor profundo; canta, alaba, adora, entrega, suelta y permítele al Señor tomar el control. La música alegra el alma y es Dios el único capaz de llenar nuestros vacíos, así que al hacerlo tu ganas y Dios se agrada… es un acto recíproco de amor.

Alabanza sugerida

Canción: Malas Noticias (Acústico) – Su Presencia NxTwave

Ver video: http://bit.ly/2iYdWcg

OREMOS

Sentirte en medio de mi alabanza es la experiencia más maravillosa que he tenido. Cuando te alabo, sé que estás allí conmigo. Tocas mi corazón y puedo permanecer en tu presencia porque no hay un lugar en el que me sienta más seguro(a) que delante de ti. Te amo mi Dios, eres lo mejor que me ha pasado en la vida y no existe nada que pueda separarme de ti. Te amo con todas las fuerzas de mi alma; gracias padre amado por tu amor y tu infinita bondad para con éste siervo(a) tuyo(a) que te falla constantemente. En el nombre de Jesús y bajo la unción de tu Santo Espíritu, amén.