En el texto anterior hablamos sobre la predica del Pastor Silvano Espíndola y su prédica “Noviazgo cristiano” en ésta predica encontramos unos parámetros que queremos compartir con ustedes, vamos a tomarnos el tiempo para dejar en claro cada uno de éstos.

El primer parámetro es: romper con los parámetros antiguos.

Normalmente cuando nos preguntan ¿cuál es la diferencia entre el noviazgo cristiano y un noviazgo normal? Nuestra respuesta, la mayoría de veces es “el sexo”; debemos romper con éste parámetro porque entonces no hemos encontrado la verdadera razón de un noviazgo guiado por Jesús.

Cuando la respuesta es “el sexo” debemos empezar a revisar, porque esto quiere decir que estamos viviendo en un proceso de calentamiento. ¿Cómo así calentamiento? Es cuando empezamos con besitos que ya no son tiernos, caricias que sobrepasan los límites establecidos llevando la relación a un punto en donde se nos es fácil caer y luego salir es aún más difícil.

Debemos comenzar a cambiar esto y la manera de hacerlo es poniendo en práctica lo que dice Dios en su palabra:

“Practiquen el dominio propio y manténganse alerta. Su enemigo el diablo ronda como león rugiente, buscando a quién devorar. Resístanlo, manteniéndose firmes en la fe, sabiendo que sus hermanos en todo el mundo están soportando la misma clase de sufrimientos”

(1 Pedro 5:8-9 NVI)

No somos los únicos que luchamos, recordemos que la oración trasciende fronteras, pero la acción mueve montañas.

Escrito por Gonzo y Geral para www.conectadosconcristo.com