TEXTO BÍBLICO

2 Crónicas 27 NVI

Jotán, rey de Judá

“27 Jotán tenía veinticinco años cuando ascendió al trono, y reinó en Jerusalén dieciséis años. Su madre era Jerusa hija de Sadoc. 2 Jotán hizo lo que agrada al Señor, pues en todo siguió el buen ejemplo de su padre Uzías, pero no iba al templo del Señor. El pueblo, por su parte, continuó con sus prácticas corruptas. 3 Jotán fue quien reconstruyó la puerta superior del templo del Señor. Hizo también muchas obras en el muro de Ofel, 4 construyó ciudades en las montañas de Judá, y fortalezas y torres en los bosques.

5 Jotán le declaró la guerra al rey de los amonitas y lo venció. Durante tres años consecutivos, los amonitas tuvieron que pagarle un tributo anual de cien barras[a] de plata, diez mil cargas de trigo y diez mil cargas[b] de cebada.

6 Jotán llegó a ser poderoso porque se propuso obedecer al Señor su Dios.

7 Los demás acontecimientos del reinado de Jotán, y sus guerras y su conducta, están escritos en el libro de los reyes de Israel y de Judá. 8 Tenía Jotán veinticinco años cuando ascendió al trono, y reinó en Jerusalén dieciséis años. 9 Cuando murió, fue sepultado en la Ciudad de David, y su hijo Acaz lo sucedió en el trono.”

REFLEXIÓN

Permisividad en su punto más alto

Ser permisivos y dejar que otros llamen a lo bueno malo y lo malo bueno, sin dar una profunda y respetuosa defensa de nuestra fe, es negar al Señor que decimos amar, seguir y proclamar. Puedes ser el (la) más devoto(a) seguidor(a) del Señor, obedecer sus normas y preceptos y creer amarlo, pero si lo niegas delante de los hombres, Él te negará como resultado de tu infidelidad. No defender la soberanía de Dios también incluye que al ponerse en duda su palabra, tu guardes silencio y no te atrevas a exponer abiertamente los errores escuchados, con el fin de proteger la integridad de la fe que dices profesar.

Si bien es cierto es sabio alejarse de discusiones doctrinales que no llevan a ningún lado, si nos vemos por algún motivo involucrados, debemos estar listos para presentar argumentos válidos que pongan en alto el nombre de nuestro Dios y evidencien su verdad, su amor, su misericordia y su conocimiento, a través no solo de nuestras palabras sino también de nuestras actitudes.

He conocido personas que dicen no necesitar congregarse porque en las iglesias encuentran todo tipo de gente, pecadores sin escrúpulos, y que no quieren contaminarse de su pecado, y quizás tengan razón; he escuchado y visto a otros demostrar un mayor fervor por su pastor que por Dios mismo y sin negar que existen pastores dignos de su llamado y otros que no, se equivocan al creer que él puede solucionarles todos sus problemas; pero como cristianos no podemos juzgar a nadie, creernos más sabios que ellos o tratar duramente a aquellos que aún están en proceso de conocer la esencia del Dios vivo que habita en los que hemos tomado la decisión de entregarle nuestra vida.

Delante de Él somos iguales, sus hijos amados, perdonados, redimidos, aceptados, adoptados y coherederos de su gracia. Su trato es personal y de lo que hagamos o digamos tendremos que rendir cuentas, no te dejes llevar por tu orgullo y falta de humildad en las relaciones personales que a diario intentas construir con quienes te rodean en la iglesia o fuera de ella.

Alabanza sugerida

Canción: Ofensivo y escandaloso – Redimi2

Ver video aquí: http://bit.ly/2k228VO

OREMOS

Señor si he sido permisivo y me he convertido en cómplice de las blasfemias que el mundo profiere a diario en contra tuya, te pido perdón. Mi mayor defensa debe ser mi testimonio y me esforzaré para que otros vean en mí el mejor ejemplo de amor que tú puedes profesar. Gracias padre amado, porque me salvas de la hipocresía y las mentiras a las que estoy expuesto en el desarrollo de mis actividades personales y profesionales. Bendice a cada persona que pongas en mi camino y guíalos hacia la verdad. Saca a la luz lo escondido y lo ilegal y dame la elocuencia necesaria para presentar de manera oportuna y eficaz defensa de mi fe cuando sea necesario. En el nombre de Jesús, he orado; amén.