TEXTO BÍBLICO

1 Crónicas 27 (NVI)

Divisiones del ejército

“27 La siguiente lista corresponde a los jefes patriarcales, a los comandantes de mil y de cien soldados, y a los oficiales de las divisiones militares de Israel. Cada división constaba de veinticuatro mil hombres, y se turnaban cada mes, durante todo el año, para prestar servicio al rey.

Al frente de la primera división de veinticuatro mil hombres, la cual prestaba su servicio en el primer mes, estaba Yasobeán hijo de Zabdiel, descendiente de Fares. Él era el jefe de todos los oficiales del ejército que hacían su turno el primer mes.

Al frente de la segunda división de veinticuatro mil, que prestaba su servicio en el segundo mes, estaba Doday el ajojita. El jefe de esa división era Miclot.

La tercera división de veinticuatro mil, asignada para el tercer mes, tenía como jefe a Benaías, hijo del sumo sacerdote Joyadá. Este Benaías fue uno de los treinta valientes, y el jefe de ellos. En esa división estaba su hijo Amisabad.

La cuarta división de veinticuatro mil, asignada para el cuarto mes, tenía como jefe a Asael, hermano de Joab. Su sucesor fue su hijo Zebadías.

La quinta división de veinticuatro mil, asignada para el quinto mes, tenía como jefe a Samut el izraíta.

La sexta división de veinticuatro mil, asignada para el sexto mes, tenía como jefe a Irá hijo de Iqués el tecoíta.

10 La séptima división de veinticuatro mil, asignada para el séptimo mes, tenía como jefe a Heles el pelonita, de los descendientes de Efraín.

11 La octava división de veinticuatro mil, asignada para el octavo mes, tenía como jefe a Sibecay de Jusá, descendiente de los zeraítas.

12 La novena división de veinticuatro mil, asignada para el noveno mes, tenía como jefe a Abiezer de Anatot, descendiente de Benjamín.

13 La décima división de veinticuatro mil, asignada para el décimo mes, tenía como jefe a Maray de Netofa, descendiente de los zeraítas.

14 La undécima división de veinticuatro mil, asignada para el undécimo mes, tenía como jefe a Benaías de Piratón, descendiente de Efraín.

15 La duodécima división de veinticuatro mil, asignada para el duodécimo mes, tenía como jefe a Jelday de Netofa, descendiente de Otoniel.

Jefes de las tribus

16 Los siguientes fueron los jefes de las tribus de Israel:

de Rubén: Eliezer hijo de Zicrí;

de Simeón: Sefatías hijo de Macá;

17 de Leví: Jasabías hijo de Quemuel;

de Aarón: Sadoc;

18 de Judá: Eliú, hermano de David;

de Isacar: Omrí hijo de Micael;

19 de Zabulón: Ismaías hijo de Abdías;

de Neftalí: Jerimot hijo de Azriel;

20 de Efraín: Oseas hijo de Azazías;

de la media tribu de Manasés: Joel hijo de Pedaías;

21 de la otra media tribu de Manasés que estaba en Galaad: Idó hijo de Zacarías;

de Benjamín: Jasiel hijo de Abner;

22 de Dan: Azarel hijo de Jeroán.

Éstos eran los jefes de las tribus de Israel.

23 David no censó a los hombres que tenían menos de veinte años porque el Señor había prometido que haría a Israel tan numeroso como las estrellas del cielo. 24 Joab hijo de Sarvia comenzó a hacer el censo, pero no lo terminó porque eso desató la ira de Dios sobre Israel. Por eso no quedó registrado el número en las crónicas del rey David.

Superintendentes del rey

25 El encargado de los tesoros del rey era Azmávet hijo de Adiel.

El encargado de los tesoros de los campos, y de ciudades, aldeas y fortalezas, era Jonatán hijo de Uzías.

26 Ezrí hijo de Quelub estaba al frente de los agricultores.

27 Simí de Ramat estaba a cargo de los viñedos.

Zabdí de Sefán era el encargado de almacenar el vino en las bodegas.

28 Baal Janán de Guéder estaba a cargo de los olivares y de los bosques de sicómoros de la Sefelá.

Joás tenía a su cargo los depósitos de aceite.

29 Sitray de Sarón estaba a cargo del ganado que pastaba en Sarón.

Safat hijo de Adlay estaba a cargo del ganado de los valles.

30 Obil el ismaelita era el encargado de los camellos.

Jehedías de Meronot era el encargado de las burras.

31 Jaziz el agareno era el encargado de las ovejas.

Todos éstos eran los que administraban los bienes del rey.

32 Jonatán, tío de David, escriba inteligente, era consejero del rey. Jehiel hijo de Jacmoní cuidaba a los príncipes.

33 Ajitofel era otro consejero del rey. Husay el arquita era hombre de confianza del rey. 34 A Ajitofel lo sucedieron Joyadá hijo de Benaías, y Abiatar.

Joab era el jefe del ejército real.

REFLEXIÓN

¿Qué tipo de líder eres?

Tenemos habilidades que nos han sido dadas por el Señor, para dirigir e influir  en la forma de ser o actuar de las personas, para el logro de un objetivo específico o general. Es también la capacidad para delegar, tomar la iniciativa, promover, motivar, evaluar y llevar a un equipo a ser eficaz y eficiente.

El liderazgo no es cuestión de tener poder, no se relaciona con un cargo o una posición específica, sino a la autoridad que una persona adquiere, a través de su testimonio, del ejemplo que da cada día, de sus actitudes, sus valores y sus principios.  Un cristiano es un líder íntegro, consistente y coherente con la fe que profesa.

Un líder exitoso tiene en cuenta los siguientes pilares fundamentales:

  1. Tiene autoridad y poder para guiar y orientar a las personas a un nivel superior de conocimiento y crecimiento personal, pero eso no le da derecho para pisotear, humillar, maltratar, guiar y menoscabar su espíritu con actitudes arrogantes y llenas de superioridad.
  2. Sus decisiones deben ser en pos del bienestar común y no individual. Un verdadero líder cristiano no se comporta de manera egoísta, sino que propende por servir a los demás y dar a conocer el amor de Dios a través de sus acciones.
  3. Trabaja dándole la honra y la gloria a Dios; su honestidad se ve reflejada en todo lo que hace. Afirma, valora, reconoce el esfuerzo de la gente que tiene a su cargo por hacer bien las cosas, y cuando su compromiso o sus resultados no son los esperados, conversa, conoce, escucha y apoya a esa persona, para lograr alinearlo a las metas establecidas.
  4. Toma decisiones con argumentos, sin intenciones de dañar y destruir al otro. Su mirada siempre está fija en el cielo, recordando que con la misma vara que mida a sus semejantes Dios lo medirá a él.
  5. Es confiable, se reconoce por ser honesto, responsable, asertivo a la hora de confrontar a su contraparte, es prudente a la hora de juzgar, vela por la unidad, la armonía y la estabilidad de su equipo o de su familia.

 

Sí, eres un líder aunque no tengas un cargo que te describa como tal. Son las verdades que hay en tu corazón las que te llevan a tal posición en el ámbito en el que te desempeñes. Existen personas que tienen sus ojos puestos sobre ti, listos para disfrutar de tus fracasos pero hay una, sólo una, que tiene todas sus esperanzas puestas en ti… ¡Dios!

Alabanza sugerida

Canción: Líder fuerte – Israel Fernández

Ver video Aquí: http://bit.ly/2jv5chB

OREMOS

Señor, hoy decido servirte donde quiera que esté. Me esforzaré por ser un líder que te agrade. Gracias Padre porque me das poder y autoridad para influir de manera positiva en las personas que me rodean y me muestras la manera de hacerlo. Eres mi gran ejemplo Jesús y quiero que te sientas orgulloso de mí. Te amo en el nombre de Jesús, amén.