Cuando podemos entender, vivir y expresar la soberanía de Dios podemos deleitarnos y descansar de una manera más impresionante y loca que ningún ser humano puede imaginar.Entendemos que realmente Dios lo es todo, que nada se le escapa de sus manos, somos importantes para Él, que estamos en sus pensamientos y al ver lo grande y maravilloso que es Él solo podemos preguntarnos:

“…¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, Y el hijo del hombre, para que lo visites?”

(Salmos‬ ‭8:4‬ ‭RVR1960)‬‬

¿Cómo  es que un Dios tan grande se fijó en mí? Estas en los planes de Dios, tu vida lo está, tu fecha de nacimiento no es una coincidencia, lo que has vivido, tampoco lo es, todo está planeado y nada se le escapa a Dios. Todo lo que sucede pasa porque Dios está obrando y formando, para luego usar todo eso para su gloria.

Lo más maravilloso de todo esto es que conoces a Dios tan íntimamente que descansas de una manera que la mente del hombre no puede entender, y comienzas a ver qué todo lo que te ocurre bueno y malo es para la gloria de Dios.

 Escrito por Nina Gutiérrez para conectadosconcristo.com