Texto biblico

Génesis 2:1-4 (NVI) 1 Así quedaron terminados los cielos y la tierra, y todo lo que hay en ellos. 2 Al llegar el séptimo día, Dios descansó porque había terminado la obra que había emprendido. 3 Dios bendijo el séptimo día, y lo santificó,porque en ese día descansó de toda su obra creadora. 4 Ésta es la historia de la creación de los cielos y la tierra.

Reflexión

Si Dios se tomó un tiempo para descansar, ¿por qué es descabellado, que hagamos un alto en el camino uno de los siete días de la semana, para descansar del trajín diario en el que nos vemos envueltos?. Trabajamos sin parar, le entregamos la mayor cantidad de horas de nuestro diario vivir, a los afanes, el estrés, los compromisos laborales y dejamos de lado, el tiempo de calidad para compartir con nuestra familia, y el tiempo de quietud que deberíamos tener día a día con Dios, en aras de fortalecer nuestra relación personal con Él y lograr un crecimiento espiritual a través del estudio de la palabra y la dedicación a la oración. ¿Qué sentido tiene, llevar a nuestro hogar, el cúmulo de fatigas que el mundo nos ofrece, cuando no caminamos bajo la voluntad del Todopoderoso?, damos lo mejor de nosotros mismos fuera de nuestro hogar, pero al interior de el, permitimos que el agotamiento nos impida disfrutar de nuestros hijos y de nuestro esposo(a) de la manera en que Dios quiere que lo hagamos. Si fuimos hechos a su semejanza, sería sensato seguir su ejemplo y permitirnos un día para descansar, recuperarse y disfrutar de tiempo de calidad con aquellos a quienes decimos amar, ellos nos lo agradecerán y nuestras relaciones serán construidas en bases sólidas de confianza y amor.

Oremos

Padre amado, organiza mis prioridades, necesito que intervengas en mi vida, para enseñarme como ofrecer a mi familia lo mejor de mí, y así, consolidar un hogar cristiano basado en la confianza y el amor verdadero. En el nombre de Jesús. Amén