Piedras Preciosas

Vivimos tiempos difíciles en los que el temor y la ansiedad hacen estragos y van en contravía de nuestra fe. Dudamos del poder sanador y protector del Señor, nos dejamos amargar por las malas noticias que se ofrecen a diestra y siniestra sin ningún sentido de la responsabilidad. Hemos tenido que apelar a nuestro buen juicio al decidir de manera voluntaria pero acertada, bajarle el volumen al noticiero y pasar de largo por publicaciones mal intencionadas que se realizan a diario en las redes sociales.

Lee mas

Empoderada nunca inpoderada

Esposa o no, eres una bendición por el simple hecho de que Dios no se equivocó cuando decidió formarte en el vientre de tu mamá. Eres portadora de la gracia y el amor de Dios. Con todos tus defectos y virtudes, cumples una misión importante para el cielo en ésta tierra.

Lee mas

Una historia en puntos suspensivos…

He dejado de decir te amo y perdóname y mi vida se ha quedado en puntos suspensivos, esperando la continuación de una historia que ya no tiene partido en este mundo y que aún no sé si continúe en la eternidad.

Lee mas

Rechazadas por el mundo, pero aprobadas por Dios

Solo quien lo tenido que enfrentar conoce el intenso dolor que se siente cuando somos rechazadas o despreciadas por alguien, más aún, cuando amamos profundamente a esa persona. Sus duras palabras taladran nuestra alma, nos hacen sentir humilladas y sin ningún valor, a tal punto, que la tristeza ahoga nuestra voz y comprime nuestro pecho recordándonos lo frágiles que somos.

Lee mas

Sin fe, sin amor…sin nada

En una noche fría, yacía ahogada en lágrimas una princesa decepcionada de la vida. Con su corazón quebrado por los malos tratos de su amado, hablaba a Dios en intimidad…

Lee mas

Puntos de inflexión

Los antes y después en la vida de un cristiano son constantes. En mi caso, tuve mi primer punto de inflexión cuando conocí de Jesús y en mi caminar con Él, he comprendido que en cada prueba, cada desierto y cada ardua carrera emprendida en contra de la adversidad, no solo he encontrado victorias absolutas, sino otros “momentos de no retorno” en donde el Señor ha trabajado sin parar en mi madurez espiritual, mi crecimiento personal y profesional y en mi carácter.

Lee mas

El acechador también tiene cara de mujer

Guardo en mi mente un macabro recuerdo. Había experimentado el desprecio, el rechazo y un silencio que eternizaba cada día de mi vida. Su indiferencia y su premeditado abandono tenía nombre; sin embargo, él se rehusaba a decirme lo que toda mujer que descubre que es engañada quiere saber; quién, cómo, dónde, cuándo y lo más importante por qué, el amor parecía desvanecerse y la condena a la muerte súbita era cada vez más latente en el ambiente familiar.

Lee mas

Colcha de Retazos

Solo tú Jesús conoces mis heridas, porque una y otra vez has tenido que remendarlas con tal paciencia, que a veces el lento proceso de restauración, se hace interminable. He entendido, que no es un único proceso el que tengo que superar, sino varios, para poder llegar a ser transformada en la mujer que tu quieres que yo sea; y que cada retazo, es una cicatriz que me recuerda que en ti encuentro la victoria, pase lo que pase o pierda lo que pierda en el intento de ser mejor cada día.

Lee mas

Tal y como eres

Nuestra cultura actual es de continuo consumo, deseamos lo último en tecnología y usar la ropa de marcas reconocidas, pero cuando no podemos costear ese estilo de vida o hay que priorizar algunos gastos nos sentimos mal.

Lee mas

Belleza Trivial pero relevante

Hay decisiones de vida triviales pero relevantes; un día te levantas y no sabes el por qué respiras. Tu energía se ve menoscabada por afanes sin sentido; sin embargo, en tu corazón sientes que debes suspirar, mirar al cielo, confiar, contar hasta 10, coger un nuevo impulso y continuar.

Lee mas

Duda, temor y falta de fe

Existen demonios que deliberadamente decidimos llevar con nosotros durante nuestro trasegar por esta tierra. Fuimos declarados vencedores y aunque hemos visto pequeños y grandes milagros, insistimos en nuestra insensatez y testarudez y le permitimos al diablo tentarnos con lo que hoy gobierna nuestro corazón.

Lee mas

En el cielo está escrito que me amas

Sus manos ya no acarician mi tez, siento frío, estoy sola, hay esperanza y resignación a la vez. No puedo imponer mis deseos egoístas y ambiciosos; con la mano derecha me demuestra de una y mil formas que significo algo en su vida, pero con la izquierda, me recuerda que, en sus más altas y erradas expectativas, no soy la indicada.

Lee mas

Enlaces recomendados