Autor: Lilodesierra

Perfeccionados en las pruebas

A nadie le gusta tener problemas, llorar por el dolor causado por terceras personas o experimentar grandes decepciones o preocupaciones por circunstancias que se salen de nuestro control. Una de mis canciones preferidas expresa que siempre hay una razón para celebrar. Que hoy tengas salud, respires con tranquilidad, tengas trabajo, un lugar en dónde resguardarse, que no falte la comida en tu casa o el que tengas una familia y amigos por quien orar y a quien bendecir, son suficientes motivos para agradecer al cielo cada día de vida concedido, sin importar lo que hoy te encuentres enfrentando.

Lee mas

Relación interrumpida

Una de las dificultades más frecuentes que tenemos que enfrentar en nuestra relación con Dios, es nuestra incapacidad de orar cuando nos sentimos abrumados por los problemas. Nos apartamos del Señor y lo dejamos como la última salida, como si necesitaramos comprobar con nuestros propios ojos lo que de antemano ya sabemos, que ningún ser mortal puede solucionarlos de manera inmediata y sin ninguna consecuencia.

Lee mas

Oposición y muerte

Moriremos, es un hecho. No sabemos cuándo ni cómo, pero algún día nuestra existencia terrenal llegará a su fin. Bien dice un dicho popular que no somos moneditas de oro para gustarle a todo el mundo, por esta razón, confiar en Dios y no en los hombres es la mejor opción que tenemos.

Lee mas

Enlaces recomendados