Autor: Lilodesierra

Fuerte y claro

Ser visceral y reactivo, gritar y ser enfático al hablar, no refleja una persona con carácter fuerte. Solo el imprudente da rienda suelta a sus emociones. El necio habla sin pensar, pierde el control sobre sí mismo y se irrita fácilmente. No mide sus palabras y es preso de las maldiciones proferidas a diestra y siniestra, sin ningún tipo de justificación válida delante del Señor.

Lee mas

¿Qué ganamos con afanarnos?

La sensación de querer mejorar nuestra calidad de vida es frecuente y mucho más en estos tiempos de inestabilidad, inseguridad y tanta tragedia que los medios de comunicación a diario nos venden, con sus mil y una noticias negativas de situaciones inesperadas alrededor del mundo.

Lee mas

Juzgar o no juzgar

Tenemos la tendencia absurda de juzgar con lupa las acciones de los demás y de condenarlos sin darles el beneficio de la duda con total severidad. Somos ligeros de labios, proferimos acusaciones sin tener temor de Dios. Olvidamos que el Señor todo lo ve y todo lo sabe.

Lee mas

Malas noticias

Estamos siendo bombardeados cada día con malas noticias. Vivimos con miedo. La inseguridad está desbordada, desastres naturales que causan muertes masivas, el poder adquisitivo de las personas ha disminuido considerablemente por causa del desempleo, extrema pobreza, guerras intensas e interminables entre los países, en fin… tener paz, en medio de este panorama, parece imposible.

Lee mas

En los pequeños detalles

Nos desesperamos cuando nuestras oraciones no son respondidas en el tiempo y en la forma que queremos que sean. Usamos a Dios como si fuera nuestro empleado. Le damos órdenes y como él no hace lo que queremos, nos enojamos y nos rendimos en la espera.

Lee mas

Enlaces recomendados