Categoría: Devocionales

Dar para recibir

Baruc era el secretario de Jeremías, tenía bajo su responsabilidad escribir sus profecías y en alguna ocasión se le encomendó leer una de ellas al pueblo, razón por la cual el rey lo amenazó. Dios lo protegió y le permitió conservar su vida gracias a su servicio.

Lee mas

Errónea obsesión

Nos obsesionamos con temas, cosas o personas sin importancia. Permitimos que nuestras emociones gobiernen nuestras acciones y decisiones y de ésta manera, le rendimos culto a lo que no edifica ni fortalece nuestra vida física y espiritual.

Lee mas

Relación interrumpida

Una de las dificultades más frecuentes que tenemos que enfrentar en nuestra relación con Dios, es nuestra incapacidad de orar cuando nos sentimos abrumados por los problemas. Nos apartamos del Señor y lo dejamos como la última salida, como si necesitaramos comprobar con nuestros propios ojos lo que de antemano ya sabemos, que ningún ser mortal puede solucionarlos de manera inmediata y sin ninguna consecuencia.

Lee mas

Oposición y muerte

Moriremos, es un hecho. No sabemos cuándo ni cómo, pero algún día nuestra existencia terrenal llegará a su fin. Bien dice un dicho popular que no somos moneditas de oro para gustarle a todo el mundo, por esta razón, confiar en Dios y no en los hombres es la mejor opción que tenemos.

Lee mas

¿Con autoridad para mandar?

El cambio de dirección en nuestra vida es inevitable, cuando malgastamos nuestras fuerzas en cosas sin trascendencia. Nadamos en contra de la corriente, defendemos nuestras opiniones a como de lugar, imponemos nuestros puntos de vista, pasando aun por encima de nuestras autoridades y creyendo tener la razón, caemos por la necedad con la que actuamos.

Lee mas

Presos y encadenados

Presos y encadenados, así hemos decidido vivir. Permanecemos voluntariamente atados al pecado, a una existencia lejos de Dios, esclavizados por el mundo y sus afanes. Por amor, Dios interviene y es cuando hacemos un alto para tomar decisiones importantes que marcan el rumbo de nuestro destino por siempre y para siempre.

Lee mas

Obediencia y confianza en Dios

Obedecer a Dios y revelar su voluntad, puede molestar a otros; sin embargo, es preferible tener la aprobación del Señor y no de los hombres. Por su causa, seremos perseguidos, señalados, difamados y depende de qué tan firme sea nuestra fe y confianza en Él, para que podamos salir bien librados de nuestros problemas.

Lee mas

Obedecer como única opción viable

Le pedimos en oración cosas a Dios y su respuesta muchas veces es aquello que no queríamos escuchar. Nos enojamos porque no nos concede lo que tanto anhelamos, lo confrontamos y con nuestra actitud creemos que podemos manipular sus palabras como si Él fuera un mortal sobornable y corruptible.

Lee mas

En el fondo de la cisterna

Una cisterna en la antigüedad era usada con varios fines: Como reservorio natural de agua, para arrojar cadáveres o para encerrar personas con fines de castigo. En este caso, Jeremías fue arrojado a un pozo en el que no habia agua sino lodo y el texto expresa que por esta condición, el profeta se hundió.

Lee mas

Ser fiel o ceder

Si eres cristiano habrás podido darte cuenta que glorificar a Dios durante tu proceso de transformación, no es para nada fácil. Una vez hemos decidido aceptar al Señor, obedecerle y dejar atrás todo aquello que nos separa de Él, encontramos oposición y muchos obstáculos que intentarán quebrantar ese nuevo pacto que promete esperanza, restauración y paz.

Lee mas

Significado de conversión

No se trata de religión sino de relación. Nos han sido dadas normas de conducta que debemos seguir para agradarle a Dios; sin embargo, insistimos en hacer caso omiso de las instrucciones impartidas por Él a través de su palabra y posteriormente de nuestras autoridades.

Lee mas
Cargando

Enlaces recomendados