TEXTO BÍBLICO

Salmos 7

Sigaión de David, que elevó al Señor acerca de Cus el benjaminita.
7 ¡Sálvame, Señor mi Dios, porque en ti busco refugio!
¡Líbrame de todos mis perseguidores!
2 De lo contrario, me devorarán como leones;
me despedazarán, y no habrá quien me libre.

3 Señor mi Dios, ¿qué es lo que he hecho?
¿qué mal he cometido?
4 Si le he hecho daño a mi amigo,
si he despojado sin razón al que me oprime,
5 entonces que mi enemigo me persiga y me alcance;
que me haga morder el polvo
y arrastre mi honra por los suelos. Selah

6 ¡Levántate, Señor, en tu ira;
enfréntate al furor de mis enemigos!
¡Despierta, oh Dios, e imparte justicia!
7 Que en torno tuyo se reúnan los pueblos;
reina[a] sobre ellos desde lo alto.
8 ¡El Señor juzgará a los pueblos!

Júzgame, Señor, conforme a mi justicia;
págame conforme a mi inocencia.
9 Dios justo, que examinas mente y corazón,
acaba con la maldad de los malvados
y mantén firme al que es justo.

10 Mi escudo está en Dios,
que salva a los de corazón recto.
11 Dios es un juez justo,
un Dios que en todo tiempo manifiesta su enojo.
12 Si el malvado no se arrepiente,
Dios afilará la espada y tensará el arco;
13 ya ha preparado sus mortíferas armas;
ya tiene listas sus llameantes saetas.

14 Miren al preñado de maldad:
concibió iniquidad y parirá mentira.
15 Cavó una fosa y la ahondó,
y en esa misma fosa caerá.
16 Su iniquidad se volverá contra él;
su violencia recaerá sobre su cabeza.

17 ¡Alabaré al Señor por su justicia!
¡Al nombre del Señor altísimo cantaré salmos!

REFLEXIÓN

Coleccionista de enemigos

Sin esforzarnos mucho, pareciera que coleccionamos enemigos y personas que con sus celos y envidia, buscan nuestra caída y vernos derrotados. No necesitamos darles motivo alguno, el simple hecho de vernos sonreír les afecta, lo que me lleva a concluir que la razón principal para que esto suceda, es la ausencia de Dios en sus vidas.

No importa cuanto lo intenten, si permanecemos firmes en el Señor, Él nos librará de la opresión que ejerzan en nuestra contra. Él allana caminos de justicia y a cada uno le da lo que merece conforme a sus acciones.

Dios es justo; si has sido honesto, te recompensará por darle gloria y honra en cualquier situación en la que te encuentres; si has pedido su ayuda, no tardará en responder y servir como escudo para que los dardos de quienes te persiguen no te alcancen. Toda acción tiene una consecuencia y tarde o temprano, aquellos que te han hecho daño serán confrontados y tendrán que pagar cada ofensa conforme a lo que el Señor dictamine debe suceder.

Coleccionamos enemigos, pero también acumulamos bendiciones cuando reaccionamos de la manera adecuada. El Señor nos ha llamado a bendecir y no a maldecir, a orar por nuestros perseguidores, a no pagar mal por mal, sino a imitarlo y estar siempre dispuestos a caminar esa milla extra en pro de restaurar relaciones, buscando estar en paz con todo y con todos.

Alabanza sugerida

Canción: No me soltarás – Rojo

Ver video aquí: http://bit.ly/2mTCoNR

OREMOS

Mis problemas te los entrego Señor, porque sólo tú puedes darles una solución definitiva. En la calma o la tormenta siento tu presencia y sé que tienes un plan para todo lo que me sucede. Sé mi escudo y mi fortaleza y no permitas que quienes me atacan y persiguen, logren su cometido. Ayúdame a actuar conforme a tu justicia y aparta mi corazón el sentir rencor o ganas de vengarme. Eres mi ayudador, mi abogado defensor y juez justo, así que confío en tu poder y tu justicia. En el nombre de Jesús, amén.