TEXTO BÍBLICO

“Entrégale a Dios tu amor, y Él te dará lo que más deseas”.

 (Salmo 37:4 TLA)

REFLEXIÓN

Todos anhelamos sentirnos amados, valorados, apreciados… No por lo que tenemos o podemos dar; sino por lo que somos y lo que nuestro corazón refleja. Así mismo, a nuestro Dios le agrada que nos acerquemos a Él para construir una relación basada en la confianza y no en pedir y recibir a mansalva, sin estar dispuestos a hacer nada a cambio.

Cabe aclarar que no se trata de sobornar al Señor. Es obvio que Él no necesita sacrificios, la paga de promesas o nuestros bienes. Él es el dueño del oro y la plata de este mundo, así que, lo que demanda de nosotros es obediencia, misericordia, amor y servicio.

Estamos llamados a obedecer sus mandamientos. En Mateo 22:37-39 se nos insta a amar al Señor con todo nuestro corazón, alma y mente y a amar a nuestro prójimo. Por lo anterior, es necesario revisar que es lo que hoy nos gobierna; ¿Cómo saberlo?, reflexiona sobre que es lo que está ocupando la mayor parte de tu atención, tu tiempo y tu energía; analiza si estás dejando las cosas de Dios en el último lugar de la lista de tareas del día; ¿te dominan emociones como la ira, la falta de perdón, el resentimiento, el dolor, la amargura, el inconformismo y esto te lleva a quejarte continuamente?.

Ahora bien, ¿eres indiferente a los problemas de los demás?, ¿vives como si fueras el único habitante de la tierra?, ¿te cuesta compartir con el necesitado?, y ¿te has convertido en un juez implacable que señala sin el mayor temor quien es inocente o culpable, antes de reflexionar sobre cuál es tu aporte para mejorar tu entorno?.

 La misericordia, el amor y el servicio, se resume en que tanto estás dispuesto a sacrificar, para ayudar a otros. Dios nos ha provisto de dones y talentos, no para nuestro propio beneficio, sino para que al utilizarlos, seamos sus manos y sus pies en este mundo caído. Aprende a aceptar que los que piensan diferente a ti no son tus enemigos, sino que tienen un punto de vista diferente; ama inclusive a aquel que te reta por sus actitudes negativas a ser un mejor cristiano cada día; entrénate en la disciplina del dominio propio hasta que la domines totalmente y puedas decidir agradar al Señor antes que a los hombres; sirve en tu casa, tu iglesia, en tu lugar de trabajo o en la calle, comparte la palabra de Dios con hechos y no a bibliazos.

Dios ha prometido cuidar, amar, acompañar, sostener a quienes le aman. Nada de lo que hagas en su nombre, para demostrarle que lo tienes en cuenta, es en vano. Él recompensará tu generosidad, tu humildad, tu paciencia. Llenará tu vida de su presencia. Todo lo que pidas, si es conforme a sus mandatos y te conviene, te será concedido.

Alabanza sugerida:

Alabanza sugerida

Canción: Profundamente te amo – Su Presencia worship

Ver video aquí: https://youtu.be/dNfM7SGRNpA

OREMOS

Por ti haría lo que fuera. Te amo con todo mi corazón Señor. Gracias por existir, por hacerme sentir valorado(a) y apreciado(a). Concédeme sabiduría, para discernir mis fallas y corregirlas con prontitud. Hazme más sensible a los problemas de otros y dame la capacidad de bendecirlos. Gracias por tu provisión, cuidado y compañía. En el nombre de Jesús, amén.