Todo va a estar bien

En alguna ocasión, tras una publicación que realicé en mis redes sociales en donde conversaba con mis seguidores acerca de la felicidad, alguien comentó que yo predicaba el evangelio de la prosperidad. Eso me sorprendió y me afectó en primera instancia, pero luego de reflexionar, decidí responder en amor diciendo: “No puedo hablar cosas malas del Señor, porque Él me demuestra su amor a diario. Si consideras que afirmar que Él es bueno, que tiene lo mejor para nosotros y que anhela nuestra felicidad es evangelio de la prosperidad… pues no te voy a refutar”. Por supuesto dicha apreciación por parte de esta persona era errada porque, en mis escritos y videos, jamás he dicho que debas sobornar a Dios entregándole tus bienes para que Él te dé casa, carro y beca o que tu éxito se enfoque en los bienes materiales que poseas o los títulos que acumules.

Lee mas

Por su gracia, me mantengo en pie

Para una mujer que ha tenido que enfrentar desprecio, rechazo, abandono, un divorcio y maltrato a lo largo de su vida y que siendo madre cabeza de familia de dos hermosas princesas, ha renacido de las cenizas no una, sino varias veces por la gracia de Dios; es difícil reconocerse débil en ciertas circunstancias. Como la chica super poderosa que me creo y hoy, conocedora del poder de Dios sé que los problemas pueden derribarme, más no destruirme.

Lee mas

El privilegio de servir

Servir al Señor es un privilegio. Es una recarga de amor para nuestra alma y corazón. Requiere compromiso, dedicación, responsabilidad, honestidad y disposición para morir a nuestro orgullo y enfocar nuestros esfuerzos en ayudar, animar, exhortar y trabajar para otros que lo necesitan.

Lee mas

Mano victoriosa

Cada día el Señor me hace saber su mandato de que sea valiente. Considero que su intención no es facilitarme las cosas ni que evite asumir las complejidades en mi vida. Cada día trae su afán nos repite una y otra vez, pero nosotros insistimos en proyectar nuestros temores hacia el futuro.

Lee mas

Siembra de necedad

He tenido que atravesar duros y áridos desiertos en mi vida, pero ninguno como la pandemia. En los anteriores a ese momento, los caminé aferrada al poder del Señor, convencida de su amor hacia mí, dando pasos firmes, mientras confrontaba mi dura realidad con su verdad en la palabra. De ese trasegar nació mi primer libro “Cartas de un Alma Restaurada”; pero mi verdadero tiempo de esterilidad espiritual se dio en medio del caos del mundo exterior y el huracán que sin anhelarlo se desató en mi hogar.

Lee mas

Cada prueba tiene un propósito

En los pequeños detalles y aún en medio de los momentos de prueba que no entendemos, está Dios. A lo mejor no lo podemos ver o al estar centrados en el problema no podemos sentirlo, pero el que estemos imposibilitados para hacerlo, no significa que Él no esté a nuestro lado o nos haya dejado a la deriva.

Lee mas

Garantía de éxito

Planificar es un don y ser buenos mayordomos de lo que Dios nos da, es un deber. Pienso que nuestros talentos y habilidades son únicos y los tenemos, no para ser orgullosos o jactarnos de lo que somos o tenemos, sino para que el poder de Dios sea glorificado en cada uno de nuestros logros.

Lee mas

La raíz de la preocupación

¿Qué es eso que en estos momentos no te deja dormir tranquilo(a)?, ¿finanzas?, ¿salud?, ¿relaciones?, ¿trabajo?, ¿estudio?, ¿tus hijos?. Te sientes abrumado(a) por las preocupaciones y la incertidumbre te mantiene conectado(a) con tus problemas. Confrontemos estas emociones con la palabra de Dios y dejemos que sea Él quien nos brinde una salida y nos muestre el paso a seguir.

Lee mas

Hay bendición en el perdón

No pagar mal por mal. Bendecir a quienes nos maldigan. Amar a quienes nos odian. Soportar los malos tratos y ayudar aunque no tengamos ganas de hacerlo; reto de titanes para los que afirmamos creer que la Biblia es la palabra de Dios y que seguimos a Jesucristo en alma cuerpo, mente y corazón.

Lee mas

Ataque de ansiedad

A lo mejor en estos momentos te encuentras sin trabajo, con deudas y el riesgo inminente de embargo, porque en nuestra realidad económica los bancos acechan buscando a quien devorar. En consulta médica te informaron que estás enfermo y que debes comenzar un agresivo tratamiento o lo que es peor, derrumbaron tus esperanzas de vida de manera tempestuosa. Perdiste a un familiar o a un amigo muy cercano. Tu matrimonio se quebró y tu esposo(a) te pidió el divorcio. Todas estas son situaciones que definitivamente nos roban la paz y traen angustia, miedo e incertidumbre a nuestra vida y pueden generar ataques de ansiedad difíciles de controlar… ¿Cómo podemos manejar lo que nos inquieta?

Lee mas

Obrando a la ligera

Repetimos la teoría de memoria. Acostumbramos compartir versículos a diestra y siniestra, sin realizar un estudio específico que nos permita ahondar en la palabra de Dios. Somos mecánicos e instintivos al evangelizar y usamos el nombre de Dios a la ligera, utilizando frases como “Dios me dijo que te dijera” o “Dios me reveló” o “Profetizo en el nombre de…” sin ninguna prudencia, afirmando lo que en realidad puede ser una mera emoción humana y no una instrucción divina.

Lee mas

Enlaces recomendados