¿Conoce usted, una mujer tan fuerte como: La mujer maravilla, Batichica; Jean Grey, o Tormenta X Men?

Una mujer que con súper poderes, venza el mal, contrarreste cada ataque de su oponente, derribe gigantes, o se enfrente a su enemigo sin temor alguno.

No creo que conozca alguna, a no ser que la vea en una película de acción e idealice con ser una de ellas.  ¿Quiere saber cómo lograrlo?, tengo el secreto…

Día a día se viven aventuras, retos o situaciones adversas y depende de cada una, que súper poder utilizar frente a cada circunstancia.

¿Es usted una mujer que huye, ante un problema? Cuando la palabra enseña que «Si Dios está de nuestra parte, nadie podrá estar en contra de nosotros. Dios no nos negó ni siquiera a su propio Hijo, sino que lo entregó por nosotros, así que también nos dará junto con él todas las cosas.»
(Romanos 8:31-32 TLA).

O es una mujer que vive en el pasado y se atormenta con lo que pudo haber hecho, porque escrito esta: «…La vida antigua ha pasado, ¡una nueva vida ha comenzado!»
(2 Corintios 5:17 NVT).

O acaso una mujer que mendiga amor, cuando Él,  te dice: «…«Yo te he amado, con un amor eterno. Con amor inagotable te acerqué a mí.»
(Jeremías 31:3 NTV).

O una mujer que va sin rumbo, cual nómada; cuando  «Él nos guiará aún más allá de la muerte».
(Salmos 48:14 RVR1960).

O una mujer que confía su suerte a un adivino, agorero; que nunca podrá conocer su futuro, aun cuando Dios dice: «Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar; Sobre ti fijaré mis ojos».
(Salmos 32:8 RVR1960).

¡Mujer!, ¡No temas! El verdadero secreto de la fuerza no radica en cuantos insultos pueda dar en un día o cuantas heridas cause a otros; o peor aún, como destruye su vida sin haberse permitido conocer al Dios maravilloso que transforma vidas, aquel que la cuida como a la niña de sus ojos; aquel que lo ha dado todo sin esperar nada a cambio; aquel que convierte su debilidad en fortaleza; que se lleva el frío de su soledad; que convierte su amargura en gozo, y su lamento en baile.

Recuerde:

«…Nos vemos atribulados en todo, pero no abatidos; perplejos, pero no desesperados; perseguidos, pero no abandonados; derribados, pero no destruidos.»
(2 Corintios 4:8-9 NVI).

¿Ahora conoce el secreto?, está en su corazón si decide creer, porque es usted la Súper heroína.

Te instó a orar, y a tener esa comunicación especial con tu creador, tu ABBA. Quien te formo y creo con especial dedicación.

«Te pido que les enseñes a amar de verdad. Sólo los que tienen la conciencia tranquila, y confían sinceramente en Dios, pueden amar así.  Algunos han dejado esa clase de amor y pierden su tiempo en discusiones tontas.»
(1 Timoteo 1:5-6 TLA).

Por último, tú fuerza está en tu interior, no te desgastes buscándola en el mundo.

Con cariño (Johana Cárdenas).  Johac.

Para http://www.conectadosconcristo.com