Celos celestiales: Primer mandamiento

Cuando Dios habla, nosotros debemos estar dispuestos a escuchar y obedecer. Él nos ha apartado del pecado, somos su pueblo, sus hijos, quiere lo mejor para nosotros, nos indica el camino y con su palabra y sus mandamientos lejos de amargarnos la existencia, nos dice lo que tenemos que hacer para recibir bendiciones a granel y obtener directamente de su mano poder, autoridad y libertad que desemboquen en nuestro bienestar.

Lee mas