¡No quiero hacer ejercicio!

Empezar a hacer ejercicio es un proceso doloroso, implica dejar tanta comida ‘chatarra’ y empezar a comer saludablemente, resistir el fastidioso y a veces asqueroso sudor producto del ejercicio, porque de ésta manera es que se queman calorías, y el terrible dolor muscular del día siguiente que en algunas ocasiones ni te dejan reír por el dolor en las abdominales.

Lee mas