Unidad y equidad

La unidad puede definirse cómo la propiedad que tienen las cosas de no poder dividirse y fragmentarse sin alterarse o destruirse. Aún faltaba territorio por conquistar, pero más que las tierras, lo realmente importante era mantenerse firmes y fieles a las convicciones, normas, preceptos, amor y temor al Señor.

Lee mas