Un simple espectador

Celebrar al Señor es una acción que llevamos a cabo todos los días de acuerdo a nuestro testimonio de vida. No se trata de la vanidad de que otros vean que yo soy muy bueno, que no cometo falla alguna o que vean perfección en mí por el hecho de ser cristiano, ¡NO!, de lo que se trata es de esforzarme por agradar a Dios en medio de mis debilidades, obedecer sus normas y preceptos, confiar en sus promesas y tomarlo en cuenta en todos mis proyectos.

Lee mas