¡El pasado, jamás será mejor!

Por la arrogancia del Faraón los egipcios ya lo habían perdido todo, no se sentían seguros, qué podía venir después de la muerte de sus hijos? Mientras tanto, los israelitas, después de más de 400 años de esclavitud celebraban a Dios y aguardaban expectantes llegar a la tierra prometida.

Lee mas