Maldito por mis propias decisiones

Es cuestión de elección; el Señor ordena, nosotros obedecemos. La rebeldía e incumplimiento a sus mandamientos por acción o por omisión, trae graves consecuencias a nuestra vida, entre ellas las siguientes maldiciones:

Lee mas