Rebeldía y guerra de poderes, ¿Maldición o bendición?

Nuestro llamado es único; es Dios quien elige la posición de liderazgo en la que nos encontramos dentro de la iglesia y las funciones que cada uno de nosotros debemos realizar. El servicio no depende de iniciativas o ambiciones humanas, el Señor llama a quien Él quiere y así mismo, nosotros debemos estar prestos a obedecerle, alabarlo y entregar lo mejor de nosotros en el desarrollo de las actividades que nos han designado.

Lee mas