No hay derecho a la improvisación

Improvisar no es precisamente una de las características más representativas del Señor. Cada reto que Dios nos pone en el camino, obedece a una minuciosa planeación en la que no se deja de lado ningún detalle, tangible o intangible, para que lo que se vaya a realizar en su nombre tenga el éxito esperado.

Lee mas