Falcao, James y la santidad

Hace unos años el mundo elogió a nuestros talentosos jugadores de fútbol y los llenó de premios y alegrías, porque su esfuerzo y disciplina los llevaron a la cima de sus carreras convirtiéndolos en los mejores en lo que hacían, cada uno desde sus posiciones demostraba su talento y los resultados respaldaban las opiniones de los periodistas deportivos, técnicos y entendidos del fútbol.

Lee mas